Dos mujeres en el cine

Dos mujeres en el cine (15)

Mi nombre es Maria Eugenia soy una mujer divorciada de 34 años de buen ver
que en una ocasión me sentía fatal así que decidí tomarme el día , me bañe y me
vestí usando una falda larga cruzada bikini de organza ( transparente) y un top
y me fui a ver una película que tenias ganas hace tiempo de verla casi no había
nadie en la sala así que me fui hasta arriba para estar a mis anchas pues me
gusta sentarme de lado dando la espalda a la gente y como era de esos cines que
le puedes quitar los antebrazos tuve dos lugares para mi sola, estaba absorta en
la película cuando vi a una mujer de unos 40 años acercarse a dos lugares de
donde yo estaba sentada, en esos días me sentía frágil y con ganas de estar con
alguien ya que me había pasado viendo películas eróticas durante la noche aparte
de que estaba en mi periodo de mi ovulación.

De pronto sentí la cercanía de la dama a un lugar de mí poniendo su mano en
mis tobillos y como de rayo mi piel se erizo recorriéndome de los pies a la
cabeza haciendo que recogiera mis piernas ella se acerco mas poniendo de nueva
cuenta sus dedos en mis pies yo en ese momento no sabia si gritar o levantarme
cuando de pronto se puso a mi lado y con uno de sus dedos lo puso sobre mi boca
como diciendo silencio, para tranquilizarme me dijo que estaba haciendo tan
sola, no había problema en el cine ya que no a mucha gente le gusta las
películas de arte y nada mas había una pareja en el frente y un hombre casi
dormid, me tranquilizo y me guiño un ojo tomándome por la cintura para que me
volteara mas en un instante había puesto a un lado la parte de mi falda dejando
descubiertas mis nalgas las cuales empezó a acariciar por encima de mi bikini
hacia arriba y hacia abajo por todos los contornos estrujando y masajeando cada
nalga y de ves en cuando tratando de posicionar sus caricias en mi entrepierna
obligándome a mantener las piernas abiertas al cabo de un rato metió sus manos
entre mis nalgas haciendo que su mano derecha quedara entre mis piernas y sus
dedo pulgar a la altura de mi clítoris y me dijo que cruzara las piernas y
apretara su mano, mientras ella la movía de arriba y abajo así mismo que yo
mantenía atrapada su mano en la cercanía de mi pubis haciendo que experimentara
sensaciones nunca experimentadas, yo sentí que iba a tener un orgasmo, pero de
pronto separo mis piernas que estabas entrelazadas y saco su mano e hizo que me
sentara recargándome en ella y con su mano derecha empezó a acariciarme de nuevo
sobre el bikini el cual estaba totalmente mojado con movimientos circulares en
el clítoris y llegando abarcar desde mi vello pubíco hasta donde inicia la parte
superior de mis nalgas con toda su mano y antebrazo, me puso de nuevo de lado
recargada sobre el asiento con las piernas juntas haciendo que mis nalgas
quedaran expuestas a ella, separándose un poco de mi, su mano levanto una de mis
piernas para que la apoyara sobre el respaldo del asiento de enfrente tocando de
nueva cuenta mi bikini por el entrepierna mojado de pronto introdujo uno de sus
dedos dentro de mi ropa intima recorriendo la longitud de mi vagina y sintiendo
mi vello pubíco húmedo dando un delicioso masaje a mi vulva, con un dedo jalo a
un lado mi bikini para que quedara totalmente descubierta por debajo para poder
explorar a su gusto mis labios mayores y menores y metiendo y sacando su dedo
por dentro de mi vagina, cosa que hace mucho no sentía desde que mi ex marido lo
hacia ya que nunca me gusto masturbarme, fue incrementado la intensidad de sus
movimientos hurgando dentro de mi, cuando me dijo niña estas completamente
cerrada y estrecha volviendo a meter ahora dos dedos en mi haciéndome gemir
silenciosamente para llamar la atención a las personas que estaban en la sala
hasta que lograra por fin hacerme tener un orgasmo que me hizo convulsionar y
todos mis músculos se tensaran, saco sus dedos húmedos con mis fluidos vaginales
los cuales le habían empapado su mano por completo, entonces hizo que abriera la
boca y le chupara los dedos de su mano derecha, yo obedecí ella solo me dijo que
probara el mas rico elixir que la mujer ha creado al principio me di asco pero
en el estado de excitación en el que me encontraba; mejor lo saboree por unos
instantes.

Seguido a este momento de placer me senté en el asiento cuando recibí en mi
boca un cálido y húmedo beso e hincándose de frente a mi, me tomo por la cintura
y con sus manos me fue quito el bikini poniéndolo a un lado, tomo mis nalgas y
me jalo hacia ella dándome solo un beso en el pubis mientras olía mi sexo
diciéndome lo rico que le parecía el olor y que necesitaba un corte y
recorriendo mis labios mayores con su lengua, me beso cariñosamente el clítoris,
se reincorporo sentándose a mi lado izquierdo y me atrajo hacia ella haciendome
que me recostara en ella poniendo de nuevo ahora sus dos manos sobre mis nalgas
y me dijo que separara las piernas, mientras ella ponía su abrigo por debajo de
mi vientre haciendo que levantara mas mi torso volviendo a introducir sus dedos
dentro de mi lo saco llenos de humedad y poniendo esa humendad cerca de mi ano
repitió esa operación de meter sus dedos sin imaginarme que es lo que iba a
hacer, tomo una de mis nalgas separándola cuando sentí que algo húmedo y rígido
en mi ano tratando de introducirse en él.

Debido a la lubricación, el dedo entro completamente haciéndome reaccionar
con un ligero dolor, yo trate de tomarle de la mano sin que hubiera podido hacer
algo por lo cual ella dijo "Te estas portando como chiquilla" sin retirar su
dedo inicio un movimiento circular explorando mi cavidad anal y que me hacia
sentir algo que nunca había experimentado y me llenaba de placer el cual no
puedo explicar con palabras ya que la excitación por la nueva experiencia de
sentir un objeto extraño dentro de mi ano que era la parte de mi que conservaba
virgen después de 2 años de matrimonio haciéndome gemir y tratando de no hacer
ruidos que nos pudieran delatar, cuando sacó su dedo de ahí sentí como si mi ano
estuviera distendido y el esfínter cosquilleándome pero con una necesidad
inmensa de sentirlo otra vez dentro de mí.

La película estaba a punto de acabar cuando ella hizo que me sentara y
mientras me arreglaba se paro y se salió de la sala sin decir palabra llevándose
consigo mi bikini, fue cuando me di cuenta de lo que había hecho y experimentado
ya que yo hablaba mal de la lesbianas y mujeres bisexuales y que ahora comprendo
lo que es ser acariciada por una mujer y que no me arrepiento aunque no se en
que categoría me encuentro yo.

Sali apresuradamente del cine esperando ver a mi iniciadora pero todo fue en
vano, no alcance a ver para donde se iba, así que me fui a mi casa, pero no pude
concentrarme en toda la semana teniendo sueños demasiado húmedos que hacían que
me tuviera que cambiar de ropa intima.

Maria Eugenia
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO

 

Resumen del relato:
    Una mujer madura me introduce en los placeres lesbicos dandome semejantes orgasmos vaginal y anal.

Leave a Reply