Category Archives: Orgías

Orgías

Una noche salvaje

Una noche salvaje (16)

Hola de nuevo , aquí estoy para entrenerles otra vez, esta
vez me gustaria dar mi dirección de internet para que me manden sus comentarios
y todo lo que les guste asi que ya saben me envian todos los mails que quieran a
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO y me ponen en el asunto
, muchas gracias por anticipado.

El relato que les voy a contar hoy me ocurrio hace
aproximadamente tres meses, fue tan especial para mi que me quito el sueño
durante unos dias, solo podia pensar en todo lo que me habia pasado ese dia
fue….

Pero iremos por partes, vereis, chateando conoci a un chico
muy majo le llamaremos Jose, ya que si se enteresase de que estoy escribiendo
esto se molestaria mucho, pero mas si encima pongo su verdadero nombre, ¿me
entienden, verdad?.

Jose me impacto muchoo desde el pimer momento y la impresión
que yo le di tampoco fue mala, asi que no tardamos en darnos los numeros del
movil y de empezar a mandarnos mensajitos, asi que al cabo de unos dias ya
estabamos los dos con el tipico no he parado de pensar en ti, quieres quedar? Y
ese tipo de cosas asi que mas o menso a la semana de conocernos a traves del
ordenador y el movil quedamos.

La cita consistia ,en principio, en tomar algo en un café
para vernos en persona y charlar un rato, nada raro, solo que no fue eso
exactamente lo que acabo sucediendo…

Cunado llegue al café donde habiamos quedado me encontre a un
chico espectacular, llevaba puesto una camisa ajustada que marcaba esos
pectorales que solo pueden salir yendo a un gimnasio tres veces por semana, cosa
que ya me habia dicho que hacia, y unos pantalones vaqueros que resaltaban ese
culito tan bien marcado que tiene, su pelo no era menos un peinado corto que
habia colocado con todo cuidado su pelo de punta ayudado de alguna espuma o gel,
y por supuesto llevaba ese pin del real Madrid equipo de futbol del que es
forrofo en la solapa de la camisa y a traves del cual yo le reconoceria, como
podeis ver estaba de escandalo.

Yo llevaba puesto unos pantalones de campana de esos que
marcan bien el culito y luego realzan la figura de las piernas y por arriba me
habia puesto un top anudado al cuello que realza mucho los hombros y los pechos,
y el mismo pin en el top. Creo que amboscuando nos vimos nos quedamos mirando
como dos tontos, porque aunque el me causo una gran impresión yo a el tambien le
deje del estilo, según el mismo me dijo mas tarde.

Nos sentamos a tomar un café pero justamente para lo que
habiamos quedado , hablar , era lo que menos haciamos, el no me quito la vista
de encima en ningun momento y yo no fui menos, asi que casi sin poder disimular
se trago de un solo sorbo too lo que le quedaba del café y me propuso ir a otro
sitio, yo acpete y salimos. Naturalmente me propuso coger su coche que
casualmente estaba a la vuelta de la esquina e ir a un local que conocia y que
decia estar muy bien ademas de cercano. Yo toda inocente, sin saber exactamente
donde pensaba llevarme acepte. Cuando estabamos montados en su coche empezo a
decirme lo mucho que la habia gustado y que ni en sus mejores sueños habria
podido imaginar que yo fuese asi, por supuesto empezamos a decirnos bobadas a
las que yo ams bien contestaba por seguirle el juego pero el empezo a tomárselas
muy en serio. Empezo a decirme lo mucho que le gustaba mi cuerpo mis pechos y
piernas y sin ningun pudor empezo a tocarme las piernas mientras conducia. Al
principio yo le quitaba la mano riéndome ante lo que pensaba que era tan solo
una broma, pero ante su insistencia le tuve que decir que parara, Jose paro
durante un rato me pidio disculpas y me dijo que sentia haberse pasado que
sintio que yo tambien queria hacer algo con el y que sentia haberse pasado y
paro el coche, le dije que porque paraba y em dijo: "te voy a confesar una cosa
lo del local solo te lo he dicho para que te subieras al coche me daba corte
pedirte subir al coche para ir solo a un motel a hacerlo, lo siento, pero no
conozco ningun local, y esperaba que de camino al motel te habrias calentadoy
tambien querrias", me quede callada y al ver su cara de arrepentimiento y su
sinceridad no pude hacer mas que una cosa, le dije que no pasaba nada y que daba
igual, pero cuando el iba a dar la vuelta, le dije que no lo hiciera no se
porque pero pense que no debia desaprovechar esa oportunida, era un chico
realmente espectacular y tenia que ser mio. Jose se quedo pardo y me dijoque si
queria ir al motel a lo que conteste con un rotundo y tajante, si, si quiero.

Jose puso el coche en marcha y al poco llegamos al motel,
tras pedir una habitación nos metimos dentro . Era un bonito motel y la
habitación era bastante grande con una buena cama y cuarto de baño completo con
una buena bañera, ademas de la cama la habitación la componian dos sillones un
armario y dos mesillas de noche con sus lamparas correspondientes.

Jose Estaba otra vez un poco lanzado y empezo a revolver tod
a sentarse en todas partes y a decirme lo que le gustaria hacerme en esos
sitios, yo no apraba de reirme y reirme pero me faltaba el empujon estaba en un
motel con un chico espectacular pero que al fin y al cabo acaba de conocer, Jose
se acerco ami y empezo a acariciarme y a abrazarme, mientras yo me dejaba hacer,
comenzo a besarme le cuello a mi eso me excita mucho y el debio de notarlo por
lo que siguió mientras yo ya del placer que sentia no paraba de jadear y cerre
los ojos , entonces Jose me cojio en brazos y me deposito con suavidad en la
cama, me estire y colocandos e encima de mi siguió acariciándome el cuello
mientras me desataba el top, a estas alturas yo ya estaba en la gloria y pedia
mas pues si hay algo para ponerme caliente ese es el cuello y el habia dado en
el clavo a la primera.

Asi que cuando me quito por completo el top comenzo a
acariciarme los pechos a la vez que seguia supcionandome el cuello, me duro la
prueba una semana, un enorme chupeton en todo el cuello morado y profundo, los
pezones se me empezaron a poner duros como dos piedras y comenze a sudar , asi
estuvo bastante tiempo hasta que crei derretirme de tanto placer, cuando acabo
empezo a bajarme los pantalones y empezo a juguar con mi tanga rojo pasando su
dedo todo lo largo de mi cintura mientras sus dedos medio entraban medio no ,
eso empezo a excitarme todavía mas, asi que comenze a soltarle guarradas, tipo
hazme tuya, follame toda, quiero que me hagas un niño y burradas que ni yo misma
me di cuenta de lo que decia. Jose estaba excitadísimo y el bulto que formaban
sus pantalones empezaba a hecerse demasiado evidente, tanto que comenzo a
rozarse con mi pierna, asi que se paro y me dijo que antes tenia que hacer algo
por el , capte la idea asi que colocándome encima suyo comenze a desabrochar su
bragueta, parecia que iba a estallar cuando lo vi estaba completamente hinchado
y parecia a punto de reventar me lo quede mirando unos segundos hasta que sali
de mi embobamiento con un cómemelo que solto Jose, asi que se lo comi, comenze a
meterme en al boca toda su vergua pero tuve que parar porque me parecia que me
iban a dar arcadas, asi que comneze a lamérsela toda ella , cometelo, asi, asi,
no parab de decir Jose entre jadeo y jadeo, poco a poco la fui adaptando a mi
boca, bueno mas bien al reves, y consegui metermela toda mientras que con mi
boca chupaba y chupaba su largo pene con mis manos no paraba de estrujar sus
cojones, estos hacia que estos se hincharan mas y mas y que su pene comenzara a
hincharse cada vez mas, sentia que se iba a correr dentro de mi asi que comenze
a mover mi boca cada vez con mas furia mientras el casi gritaba asiiiiii,
sigueeeee… y acabo corriéndose dentro de mi, su semen comenzo a llenar mi boca
y parte de mi garganta y ante la imposibilidad de tener nada mas dentro de mi
solte su verga y todo el semen comenzo a caer por la comisura de mis labios a la
vez que seguia saliendo de la punta de su pene. Eres fantastica, me dijo, hacia
mucho tiempo que nadie me la comia asi, me beso y limpio toda lo que queba por
mi boca y por mis pechos de su semen, cariño ahora veras, me dijo…….

Continuará

Ya saben mandemen sus comentarios, gracias.

 

Resumen del relato:
    La noche mas alucinate de toda mi vida con un chico al que acababa de conocer.

Pervirtiendo a su mujercita (2)

Pervirtiendo a su mujercita (2) (16)

No, no podía ser cierto. No podía haber hecho eso y estar
ahora calzándose tranquilamente como si nada hubiera pasado. Mientras fingía
elegir que vestido iba a llevar aquella noche poniendo frente a su cuerpo recién
duchado y vestido únicamente con un par de medias negras un bonito modelo de
terciopelo color vino, observaba como, tras su espalda, él se ataba los cordones
de los zapatos con tal tranquilidad e inocencia qué parecía imposible que
hubiera sido capaz de haber roto un plato.

Cuando le acercó un atrevido tanga color perla, su favorito,
para que se lo pusiera aquella noche, ella se decidió por fin a preguntarle
mirándole fijamente a los ojos mientras tomaba de sus manos la prenda.

No lo hiciste, ¿verdad?.

¿Mmmm?. –su gesto distraído parecía exculparle de toda
sospecha.

No enviaste esas fotos a tus amigos, ¿verdad?. Todo ha sido
una mentira para excitarte y ponerme más cachonda a mí, ¿verdad?.

Sí, sí lo hice.

Aquella respuesta cayó como una bomba sobre el espíritu de
Laura. Notó como sus rodillas temblaban ligeramente como si le hubiesen colocado
un enorme peso sobre sus hombros.

Fue muy sencillo –seguía diciendo él, aunque a ella le
llegaba a sus oídos un extraño pitido más que la voz de su esposo- Creé una
cuenta de correo electrónico con otro nombre, copié todas las direcciones de mis
amigos y les mandé un mail diciendo que era un enemigo mío, diciendo que
realmente yo, mi yo real, no era más que un pobre cornudo sin saberlo, que había
descubierto que tú no eras más que una puta y que te acostabas con todo aquel
que veías. Es más, les dije que te había follado a pesar de que tú sabías que
odiaba a tu marido, y para que se lo creyesen, como prueba, les mandé esas
fotos.

No podía ser cierto. Ella siempre había sido una mujer
independiente, sí, y a sus treinta años, y tras seis de matrimonio, podía
afirmar que nunca había vivido pegada a los pantalones de su esposo, pero de ahí
a no haber sido una esposa sincera y sobretodo, fiel en todos los sentidos, iba
un mundo. Jamás se le había pasado por la cabeza irse con otro hombre. Y de
haberlo hecho, antes hubiera pedido el divorcio.

Pero…

¿Tú me amas?. –la pregunta de su esposo la interrumpió
bruscamente.

¿Qué?, ¿Cómo?… Naturalmente que sí, cariño. Sabes de sobra
que lo eres todo para mí.

Entonces –dijo su esposo mientras posaba sus manos sobre sus
desnudos hombros con aire paternal- ten fe en mi, cielo, y pase lo que pase no
dudes de que se lo que me hago.

Laura no entendía nada. ¿Qué habría querido decir?. ¿Qué
estaría tramando?. Una ligera presión de las manos de su esposo sobre sus
hombros le obligó a ponerse lentamente de rodillas hasta que su boca quedó
colocada frente a la bragueta del pantalón de su esposo.

Soltó el cinturón del pantalón de su marido y lo desabrochó
casi sin saber porque lo hacía. ¿Sería todo un juego?. La punta del pene de su
esposo besó sus labios. Casi quemaba. Ella se lamió los labios y, una vez los
tuvo brillantes de saliva, comenzó a besarla lentamente.

El intenso sabor de aquel falo inundó su boca en cuanto se
introdujo el capullo entre sus labios. Dentro de ella, su lengua siguió
acariciando aquel miembro con una cada vez mayor excitación.

Sin embargo, en contra de lo que ella pensaba, no eran solo
aquellos suaves mimos los que le estaban provocando los jadeos de su esposo. Al
otro lado de la ventana, desde el bloque de pisos de enfrente, justo a su
espalda, pero frente a su esposo, un afortunado vecino contemplaba toda la
escena desde el anonimato de la distancia.

Aquella chica morena perfectamente curvilínea y con un culo
precioso estaba haciéndole a su esposo una autentica mamada. No era la primera
vez que se había fijado en ella, solía asomarse a sus ventanas para verla
paseando por su piso, o incluso desnuda como hacía un rato, pero jamás la había
cazado haciéndole nada a su marido.

Por un momento estuvo a punto de apartarse de la ventana. Le
parecía imposible tener la suerte de poder contemplar aquel espectáculo sin que
él se fijara en su presencia. Aunque claro, imaginaba, tampoco él en su lugar
hubiera estado para fijarse en muchas cosas.

Cuando el placer de saberse siendo observado y las artes de
su esposa le hicieron sentir en los albores del orgasmo, se separó dulcemente de
sus labios y, acariciándose él mismo su pene, se corrió entre grandes, tal vez
exagerados jadeos, frente a su mujer.

Los cálidos chorros de esperma fueron a caer al cuello de
ésta, para luego, deslizarse lentamente a través del profundo y cerrado canal de
sus turgentes pechos, llegando finalmente hasta su precioso ombligo.

Lejos de él, en la ventana de enfrente, del falo de otro
hombre se convertía también en idéntica fuente de esperma. Esperma sin destino,
aunque manado por la misma mujer. Placer del furtivo que se cobra su pieza ante
la ignorancia de los demás.

 

Si te ha gustado… continuará.

 

Resumen del relato:
    ¿Será cierto lo que le ha dicho su esposo de las fotos?

Primer orgia de mi novia

Primer orgia de mi novia (16)

Primera orgía de mi novia

Estos sucedió hace apenas una semana , resulta que mi novia
es una mujer encantadora de 23 años delgada linda cara , cabello castaño , buen
busto , y buena cola además por si fuera poco es una exhibicionista de primera
le encanta sentirse deseada , su nombre Lilina vive en Salamanca Gto , Mi nombre
Rodrigo 22 años estatura media delgado cabello negro y ojos cafés .

Pues resulta que soy maestro de literatura en una casa
cultural en la ciudad donde vivimos a la cual acuden en su mayoría jóvenes de 14
a 20 años en mi grupo existe un grupo de 4 jóvenes , dos de 15 años , uno de 12
y uno de 17 los cuales son muy unidos y desmadrosos , pues el cumpleaños de uno
de los de 15 se aproximaba y ya que les tengo confianza y conociendo lo enferma
de mi novia y sus tantas fantasías le dije a los jóvenes que organizáramos una
fiesta para nosotros 5 y que podíamos pagar un strip , la idea les encanto ya
que al parecer los 5 eran vírgenes .

Le comente mi plan a Liliana y la muy zorra estaba encantada
no lo podía creer me beso y agradeció de lo lindo aun que apenas era Jueves , ya
planeaba que hacer el sábado así es que busco muy bien entre su ropa para
exhibirse y me dijo el sábado que todo estaba listo .

A mi casa acudieron los 4 chicos como a las 9 de la noche
comenzamos escuchando música y tomando algo de cerveza , mientras Liliana estaba
en casa de su amiga Ruth , preparándose para su noche , llame por teléfono a
casa de Ruth y dije a los jóvenes que la puta estaba en camino y así era .

Como a las 11:30 suena el timbre y uno de los chicos el mas
deseoso corre a la puerta abre y se queda helando diciendo a los demás miren
esto , que mujer y así era , Liliana entro con in top blanco muy ajustado que
marcaba sus pezones erectos y descubría su espalda y abdomen , traía uñas largas
, labios muy pintados una minifalda muy corta negra con aperturas laterales que
mostraba sus nalguitas con esas medias de liguero y tanga negra , botas a media
pantorrilla puntiagudas y de tacón alto , complementaba con guantes negros hasta
los codos y un antifaz

Saludo diciendo hola cachondos como están esas cosas bajo su
pantalón para lo cual ya se notaban todas duras , puso un disco de música disco
, formo un circulo con las sillas y nos sentamos ella bailaba como toda una puta
en medio de los cinco mientras recibía nalgadas y apretones de senos , nos
pasaba sus piernas y nalgas por la cara mientras sus senos eran acariciados por
otro , bailaba sin para y su cuerpo bañado en sudor se retorcía al sentarse en
nuestras piernas .

Pasado algún tiempo pregunta por el del cumpleaños y le dice
anda ven por tu regalo , lo mete a una recamara y comienza a mamar su verga de
manera que el joven se quedaba encantado , a los pocos minutos asoma a la puerta
de la recamara y dice quien le quiere ayudar con su regalo a los cual los 3
chicos restantes entran sin pensarlo y comienza a desvestirla quedando solo en
zapatos medias , sostén , guantes y antifaz , la tiraron a la cama y lamían todo
su cuerpo lo mordían y mamaban , ella no paraba de gritar y ponerse mas y mas
húmeda , les pidió la penetraran y el primero se animo y la penetro
inmediatamente , ella toda una zorra se monto en el y lo puso tremenda cogida
que el niño se corrió , posteriormente les indico la penetraran doble y cada uno
de los chicos tomo su posición uno en el ano uno el vagina y uno mas a la bocas
, la cabrona gritaba sin parar mientras los tocaba y lamía sin parar solo
gritaba y sonreía hasta que uno a uno se corrieron todos lo mismo que ella , les
indique se marcaran a los chicos pues como yo había pagado era mi turno y ellos
debían marcharse a lo cual agotados y satisfechos accedieron .

Esa noche y varias mas ella tenia una cara de placer que
nunca olvidare y dice que es lo mejor que le he dado en la cama.

 

Resumen del relato:
    Mi novia le encanta ser admirada y baila para 4 jovenes y los deja rendidos mientras yo disfruto.

Fiesta para la puta de mi novia

Fiesta para la puta de mi novia (16)

FIESTA DE DISFRACES

Hola mi nombre es Juan tengo 22 años y nací en Jalisco , les
contare lo que paso el día de ayer en una fiesta de disfraces a la que fui
invitado junto con mi novia Leticia .

Pues les diré que soy alto un poco gordito , rubio con barba
y ojos cafés , soy alegre y muy pervertido , mi novia Leticia tiene 19 años es
de estatura media cabello negro hasta el hombro , ojos negros , de piel clara
busto grande cintura pequeña culo de buen tamaño y piernas lindas sus medidas 98
66 91 , también muy caliente y pervertida .

Pues el día de ayer sábado fui invitado lo mismo que mi novia
a una fiesta de disfraces ya que se aproxima el día de muertos , y como somos
una pareja muy liberal y que nos encanta provocar a los de más decidimos que tal
vez podíamos pasar una excelente noche así es que aceptamos ir a la fiesta con
nuestro plan bien diseñado .

A la fiesta acudirían pocos amigos nuestros ya que fui
invitado por un amigo y con el cual tengo muy pocos amigos en común y mi novia
apenas y lo conoce a el , así es que nos presentamos en la fiesta , to con un
disfraz típico y muy socorrido de mounstro de esos todos fodongo con una mascara
de látex y pasaba desapercibido , en cambio mi novia decidió comprar su disfraz
en una sex shop , acudió con una blusa de policía muy ajustadita azul y con
botones superiores abiertos que mostraba parte de su lindo pecho , su gorra de
policía , un cinturón grueso del cual colgaban unas esposas y un pene negro de
hule a manera de macana , y en mini short de licra negro a media nalguita que le
lucia el culo y las piernas , además de unos pequeños botines negros con gran
tacón , todos la miraban .

Pues llegando a la fiesta nos separamos y yo observaba como
era mirada por todos mientras paseaba por la casa y todos le miraban , en mi
nadie si fijo así es que me senté en un rincón y mire complacido como un tipo se
acercó a ella y comenzaron a platicar al parecer el tipo le agrado ya que ella
le coqueteaba bastante , comenzaron a bailar y ella se le pegaba bastante el
tipo se erecto se notaba en su pantalón , yo estaba muy caliente , el tipo la
tomaba por atrás de la cintura restregaba su verga y le lamía la nuca mientras
tocaba también sus senos mi novia le insito a una recamara de la casa a lo cual
accedió el tipo entro con el y lo comenzó a besar y le dijo que ella quería 2
hombres , el tipo lujuriosos y encantado propuso a un amigo pero Leti dijo que
ella lo escogería , salió de la recamara y me llamo al entrar el tipo estaba en
la cama acostado con los pantalones a media pierna y la verga erecta y me dijo
mira amigo que esta perra quiere 2 vergas estamos de suerte ,no crees ??

Mi novia se hincó frente a el en la orilla de la cama y
comenzó a mamarla gran verga de ese tipo , se notaba que lo disfrutaba en verdad
, lo lamía con lentitud pasaba toda su lengua rosita por cada milímetro de piel
y después se lo tragaba todo con gran lujuria mientras yo tras de ella lamía su
culo y metía los dedos en la vajina , ella se humedecía cada vez mas el tipo se
calentó tanto que se paro le dio una nalgada a Leti y la acostó boca abajo , le
rompió el short , lamió con gran deseo la vulva de Leti , su lengua recorría
toda la vulva y metía su lengua en la vajina , no aguanto mas y la penetro muy
fuerte , yo me puse a un lado de ella para que mamara mi verga con furia
mientras metía un dedo en su anito , ella gritaba sin parar , pidió que la
panatraramos los 2 asi es que me toco su delicioso ano , el tipo se acostó ella
lo monto y yo le penetre por atrás , los 3 movíamos rítmicamente sin parar se
miraba exitadisima , gritaba sin parar sus senos estaban duritos y con el pezón
paradito y nos gritaba que no pararamos , continuamos moviéndonos mientras ella
lamía su pene de hule , el tipo fue el primero en correrse , y posteriormente
Leti y al verle explotar de placer derrame mi leche en su ano , fue una noche en
verdad increíble .

 

Resumen del relato:
    En una fiesta mi novia se disfraza de policia y es cojida por un tipo y yo.

Una manera de aprender

Una manera de aprender (16)

Una manera de aprender

Les cuento un poco de mí, soy estudiante de la universidad de buenos aires, con
mis veinte años, me esfuerzo mucho para tener un buen aspecto físico. No sé si
describirme mucho, pero puedo contarles que soy rubia con rulos, ojos claritos,
no muy alta con una altura normal. Tengo buena cola aunque mi orgullo son mis
lolas.

Estaba saliendo con un chico muy lindo, con el que tuve mi primera relación
sexual, a los 18 años, siempre fui un poco limitada con lo que hacíamos, por
ejemplo no me gustaba mucho chupársela, de hacerlo por atrás ni hablar. Siempre
me lo reclamaba. Pero yo hacia oídos sordos. Mi mejor amiga la cual voy a llamar
Luciana siempre me daba consejos de cómo satisfacer a mi chico, el tiene 5 años
mas que yo. Lo voy a llamar Cristian.

(Quizás sea su nombre;} ) El vivo solo en un departamento no muy lejos de mi
casa, no estábamos pasando nuestro mejor momento, ya que el me pedía cosas en la
cama que yo no tenia ganas de hacer. Después de pensar mucho me decidí y fui a
su casa a sorprenderlo, estaba dispuesta a hacer de todo, de complacer como
Luciana me enseño. Al llegar a su edificio veo el auto de Lu en la puerta,
inconfundible por el color feo que eligió. Estacione enfrente ya que no encontré
otro lugar. Jamás pensé lo que estaba pasando, Cristian cometió el error de
darme llaves de su depto (todo para no bajar a abrirme cuando me voy por la
mañana). Subí como de costumbre, y al abrir la puerta escuche música
electrónica, que es la que suele escuchar mi novio. Me acerque pensando que
estaba solo, la puerta estaba abierta, cuando me asomo, no lo podía creer, el
estaba sentado en el borde de la cama, y mi amiga Lu arrodillada en ropa
interior chupándolo, ni se dieron cuenta que estaba ahí, Cristian con los ojos
cerrados parecía disfrutar a mil. Salí de la misma manera que entre, sin decir
nada.

Estaba mas que confundida, pero no reacciona mal, sabia que tenia que vengarme
de alguna manera en particular, esto no se lo perdonaría muy fácilmente.

Se me ocurrió algo en particular, él quería una novia que haga de todo, entonces
se lo iba a dar. Espere a Lu en su casa, cuando volvió la note nerviosa, le
conté todo lo que vi, no sabia que hacer. Le dije que si quería seguir siendo
amiga mía tenía que ayudarme. No dudo en decirme que si. Quería que Cristian me
viera cogiendo con otro. Me prometió arreglar todo, que solo me prepare que me
llamaría por teléfono para decirme cuando tenga todo listo.

Al jueves siguiente me llamo diciendo que este lista el viernes a las cinco de
la tarde que pasaría por mí.

Llego a mi casa a horario, fuimos a mi habitación y se puso a revisar mi
vestidor eligiéndome la ropa. Saco mi uniforme que aun conservaba de la
secundaria, me negué a usarlo pero ella insistió y acepte, De su bolso saco una
tanga blanca para prestarme, era bastante chica, la verdad no acostumbraba usar
ese tipo de bombachas pero esa noche todo valía, fui al baño y me la cambie,
cuando salí en ropa interior me dijo ?te queda bárbaro, esta noche matas? me
desabrochó el corpiño y me lo saco, me paso la camisa del uniforme y me la puse
sin nada abajo, me sentía muy cómoda así, me puse la corbatita y la pollera
tableada. Me busco las mismas medias que usaba en el cole y los zapatos que
encontramos guardados muy al fondo, me hizo dos trenzas en el palo, y me hizo
mirarme al espejo. Me dijo ? ahora estas en el último año de la secundaria y sos
mi prima?, esta bien le conteste. Me sentía incomoda salir así a la calle, me
puse un tapado y partimos en su auto. Viajamos hasta una casa que no conocía, me
dijo espérame acá y en veinte quince minutos toca timbre. Y seguí el juego.

Espere en el auto mientras ella entró a la casa, pasados los
15minutos baje del auto y me dirigí a la puerta toque timbre, estaba muy
nerviosa. Abrió la puerta un chico como de 20 años y me dijo, ?vos debes ser la
prima de Lu, pasa? entre tímidamente. Junto a él estaban cuatro chicos mas de
entre 20 y 25 años, el que me hizo entras comenzó a charlar conmigo mientras los
otros miraban la televisión. Me comento que Lu estaba con un compañero de fútbol
de ellos en la habitación de arriba. Me sorprendí cuando me entere que eran
amigos de mi novio, pero no los conocía. Hice por irme, pero me decían que me
quede, que la podíamos pasar bien, empecé a ponerme nerviosa.

Ellos lo notaron y me hacían de todo tipo de bromas, me senté
en un sillón y el chico que me abrió la puerta se sentó a mi lado, empezó a
acariciarme la rodilla, a mi los nervios me mataban. Pero me acorde de la imagen
de mi novio con mi amiga y desinhibí, mas al pensar que en ese mismo momento
ellos estaban juntos. Deje que me acariciara, los otros miraban la tele como si
nada, empezó a subir su mano hasta llegar a mi bombachita que ya estaba mojada,
realmente pense en hacerlo con ese chico en ese momento, le dije al oído que
quería que vallamos a alguna habitación para estar tranquilos, a lo queme
respondió, acá estamos bien, en vos alta les dijo a sus amigos, parece que la
penderá necesita pija. No me gusto nada lo que dijo e hice por irme, pero al
pararme escuche gemidos desde arriba donde estaba mi novio. Me quede parada de
espalda este chico que me agarro de la cintura, me levanto la pollera levemente
y comento: ?huu que cola tiene la hija de puta, se la voy a romper toda?, la
verdad me estaba calentando a mil.

Empezó acariciarme los muslos y la cola pasando por mi
conchita, me sentía en otro mundo, muy caliente, me dio vuelta y me desabrocho
la camisa dejando mis lolas al aire, comenzó a chuparme y esta a mil, me hizo
sentar en el sillón, y saco su pija, me asombre al ver que era mas grande que la
mi novio, me dijo con vos firme, cómetela toda, con timidez empece a darle besos
en la pija, hasta sentí su gusto realmente me gusto mucho, empece a chuparla a
full mientras lo miraba a los ojos como gozaba, me sentía una puta y me gustaba,
me sentía mirada por sus amigos, y eso me calentaba mas. Me encantaba sentir eso
duro y caliente en mi boca. Me dieron ganas de tocarme y no dude en hacerlo. Me
tomo del brazo y me hizo parar, me arrodille en el sillón de espalda a el y me
decía al oído, te voy a coger por todos los agujeros, me bajo la bombacha yo me
doble agarrada del respaldo sacando la cola y comenzó a chuparme la conchita, me
sentía en el cielo, me salió desde adentro del alma decirle ?ponemela ya!!!!?
sin pensarlo me apunto a la concha con su pija y me la metió hasta el fondo,
sentí un placer como nunca, con dos envestidas tube mi primer orgasmo, cosa que
mi novio nunca logro. Me cogía con fuerza y me reventaba la concha con esa pija
que tenia. Sus amigos miraban sin problema.

Uno se puso detrás del sillón y me miraba a la cara, me decía
?que hambre de pija tiene, Queres chupar mientras el te coge?? Yo asentí con la
cabeza, esta fuera de mi, me desconocía, saco su pija y me puso en la boca la
chupe como si fuese una canilla en el desierto. Sentí que el que me cogía estaba
por acabar y me la saco antes tirándome todo sobre la pollera. Otro ocupo su
lugar y me la metió sin pensar, al que estaba chupando me acabo como un burro
llenándome toda la boca con su leche, me sentía la mas puta de las putas y me
encantaba, trague todo lo que pude, me gusto como me refregaba toda la pija
después de acabar por mi cara ensuciándome toda. El ultimó que faltaba me la
puso en la boca y seguí chupando. El queme cogía acelero sus embestidas señal de
que estaba por acabar, lo hizo dentro de mi, nunca mi novio lo hizo sin
preservativo, por eso también era nueva la sensación esa de tener la concha
llena de lecha. Me sentía en el paraíso.

El primero de todos ya la tenia parada de nuevo, y empezó a untarme la cola con
una crema, y a meterme un dedito. Nada me importaba, podría hacerme lo que
quiera que estaba dispuesta, al que chupaba me tomo de la nuca y me hundió su
pija hasta la garganta, obligándome a tragar todo. Después de jugar en mi cola
con un dedo puso otro, yo sentía el placer máximo mezclado con dolor. Saco sus
dedos y se dispuso a meterme su verga. Puso la cabeza primero y yo mismo empece
a empujar para atrás para que la meta toda, asombrados los demás me miraban y me
alentaban, mordiéndome los labio logre que entre todo, y empezó a moverme, me
encanto queme haga la cola.

Cuando estaba en lo mejor escucho la vos de mi amiga diciendo
?Parece que mi prima entro en confianza, menos mal que la destrabaron porque
parece que el novio la atiende mal?, levanto la vista y lo veo a mi novio de la
mano de mi amiga, me encanto que me vea así, al verlo tube un orgasmo grandioso,
era la primera vez que me hacían la cola y fue el primer orgasmo que sentí con
mi culo ocupado con una pija. Lo miraba a la cara mientras su amigo me hacia de
todo, y todos me hablaban como la mas puta. Cristian estaba que volaba, pero no
decía nada. De adentro me salió decir, quiero lechita? El mas gordito no dudo un
segundo de ponerme la pija en la boca. Mientras le decía a Cristian, ?dale veni,
veni que dejo mi lugar?. Cristian no se engancho pero seguí mirando.

El chico que me hacia la cola acabo dentro mío. Sentí que me levantaron de la
cintura como si fuese un juguete, uno se acostó en el piso y el que me tenia
alzada me sentó sobre este, lo cabalgue como nunca, mientras otro me la metía
por la cola. Mi amiga me dijo, ?nosotros nos vamos, vos te quedas?? si se queda
dijeron todos, ni contar que me cogieron hasta entrada la noche, trague leche
toda la tarde, y mi cola fue penetrada por cada uno, estos chicos no se cansaba
nunca. Comimos unas pizzas y aproveche para contarles que era la novia de
Cristian. Todos se rieron, porque según me dijeron muy bien no les cae, pero
como juega bien al fútbol esta en el equipo, después de comer, el gordito me
subió a la mesa y me pidieron que baile desnuda, por supuesto que no me negué.

Me llevaron a mi casa, toda dolorida pero mas que satisfecha, creo que la
venganza salió redonda. Por supuesto que al otro día llame a Cristian y me di el
gusto de decirle que no quería verlo nunca mas. Con Lu somos intimas amigas, y
siempre salimos a juntas, desde ese día, busco nuevas sensaciones siempre, pero
la leche de mis futbolistas no me falta, el pacto fue que siempre estaría
disponible, pero si estábamos todos.

Mi mail es espero comentarios…

POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO

 

Resumen del relato:
    Tenía que pagar por lo que me hizo.

Pervirtiendo a su mujercita

Pervirtiendo a su mujercita (16)

Aunque aquel vestido estaba ya viejo y descolorido aún le
sentaba como un guante, marcando deliciosamente cada una de sus contundentes
curvas. Puede que ya no se lo pudiera poner para salir a la calle, para
desconsuelo de decenas de miradas indiscretas, pero aún hacía que el acto de
verla fregar con él puesto, como era el caso, se convirtiese en una espectáculo
de lo más sugerente.

Aquel pelo negro ondulado hasta los hombros, aquella cintura
y aquel culo redondo y firme hicieron el resto. Faltaba más de una hora para que
viniesen los invitados, la cena estaba ya en el horno y la cocina y el comedor
estaban limpios y ordenados. Sí, valía la pena arriesgarse.

Sus manos se introdujeron por entre los pliegues del vestido
de su esposa con la maestría que da la experiencia, una directa hacia sus
generosos pechos y la otra, más abajo, directa a su entrepierna.

El súbito contacto de aquel par de manos hambrientas de ella
sorprendieron a Laura justo cuando estaba a punto de terminar de fregar.

¿Pero qué haces?. No tenemos tiempo.

Un cálido y prolongado mordisco en su cuello terminó por
rendir sus escasas resistencias. El calor que empezaba a sentir proveniente de
los suaves pellizcos en sus dorados pezones confluyó con el placer que aquellas
caricias estaban levantando en su entrepierna.

Mientras el aliento de su esposo recorría, entre besos y
sensuales mordiscos, su cuello, su nuca y los lóbulos de sus orejas, ella sentía
como iba cada vez poniéndose cada vez más caliente mientras el tibio agua del
grifo lamía sus brazos rendidos.

Un ligero temblor en sus piernas acompañó la primera caricia
de los dedos de su marido en su vagina. Si clítoris, empapado en su propio
calor, comenzó a latir al compás de los manoseos de aquellos amados dedos.

í‰l, mientras arrimaba con placer su dura verga contra el
fantástico culo de su esposa, comenzó a acompañar el masaje de aquellos húmedos
labios inferiores con las suaves caricias de su otra mano sobre los carnosos
labios de la boca de su mujer.

¿Recuerdas las fotos que te hice la semana pasada mientras
salías de la ducha?. – El susurro de su esposo bañó dulcemente su bonita oreja.

Sí. –Una sonrisa pícara se dibujó en su morena cara. Había
sido divertido: sorprendida mientras salía de la ducha, fotografiada primero y
luego follada después con toda la pasión y la excitación que aquellas fotos
habían provocado en los dos.

Se las he enviado a todos mis amigos.

¿Qué?. –Fue aquel destello de sorpresa el que emanó de sus
ojos color miel el que habló por ella propia más que sus propias palabras.

No hubo más respuesta que la que le dio la mano derecha de su
esposo, introduciendo dos dedos en su mojado coño. La sensación de enorme placer
que invadió su cuerpo le llevó a cerrar los ojos durante unos segundos mientras,
instintivamente se mordía su labio inferior.

A todos. A todos mis amigos. A Luis, a Jorge, a Sebas…- La
voz de su esposo sonó como una mezcla a partes iguales de excitación y
perversión, empleando un tono tal vez algo dominante. Todos te han visto desnuda
saliendo de la ducha. Todos.

Pero…

Tres dedos se introdujeron en su boca callándola súbitamente,
dejándola en silencio, sumisa ante los masajes de su esposo y sus tórridos
susurros a su oído. El masaje de los dedos de su esposo en su vagina comenzó a
acelerarse y a ganar fuerza y contundencia en sus acometidas.

Imagínate: todos mis amigos, todos esos cerdos que durante
años te han dedicado infinidad de miradas obscenamente indiscretas, todos esos
cerdos que te han desnudado mil veces en sueños te tienen ahora en sus
ordenadores, siempre desnuda, siempre dispuesta a protagonizar sus pajas más
obscenas.

La voz de su esposo invadía su cabeza mientras iba notando
como el calor del interior de su cuerpo aumentaba cada vez más deprisa.
Observada por decenas de desconocidos… o lo que era peor, de conocidos.

El orgasmo la invadió mientras se imaginaba a todos aquellos
amigos de su esposo babeando frente a los monitores de sus ordenadores ante su
bonito cuerpo desnudo. Sus piernas temblaron mientras un sonoro jadeo salió de
su boca como un torrente, para, casi inmediatamente después, y mientras su
cuerpo se relajaba poco a poco, notar como su marido sacaba con cuidado los
dedos de dentro de sí, se agarraba a sus muslos con fuerza, y apretando mucho su
paquete contra su culo, se corría entre profundos y ahogados ronquidos contra su
cuello.

 

Si te ha gustado… continuará.

 

Resumen del relato:
    De cómo un marido empuja a su joven esposa a los oscuros caminos de la perversión.

En La Universidad

En La Universidad (16)

La clase de psicología.

Como todos los lunes a las 10 de la noche fui a mi clase de
psicología en la facultad. El aula estaba repleta. Ni bien entré, me senté al
lado de un alumno de otra comisión al que nunca había visto.

Cuando la clase comenzó se escucharon risitas cómplices de
los alumnos porque el tema era sexualidad. No entendí por qué se reían, me
parecieron muy poco adultos.

La clase empezó, todo iba bien, hasta que cuado el profesor
nombró la palabra orgasmo, no sé por qué un calor comenzó a correr por mi
cuerpo.

Traté de calmarme, pensé en otra cosa; pero no lo pude
evitar. La excitación me hizo sentirme muy incómoda, rodeada de tanta gente.

Sentía un calor y un gran temblor en todo mi cuerpo,
comenzaba en mis pezones, que ya estaban erectos; ese día no me había puesto
corpiño y el roce con la camisita que llevaba puesta me excitaban mucho más; y
llegaba hasta mi entrepierna que comenzaba a humedecerse.

Miré a mí alrededor y todos estaban muy concentrados en la
clase. Tenía muchos deseos acariciar mis pechos, no lo pude resistir. Pasé
disimuladamente mi mano por debajo de mi camisa, al tocarlos, sentí como me
humedecía aún más. Entrecerré los ojos y me acaricié sola. Qué ganas de buscar
cualquier tipo, bajarle los pantalones y meterme su pija en mi boca. Seguí
acariciándome mis tetas, pellizcándome mis pezones. Cada tanto miraba a mi
alrededor, nadie se daba cuenta. Mientras tanto escuchaba la voz de mi profesor
que hablaba de penetración, orgasmos, sexo, pene, todas esas palabras aumentaban
mi excitación como jamás lo hubiera imaginado.

No me conformaba con sólo acariciarme parte de mi cuerpo,
quería más. Bajé disimuladamente mi mano, la metí por debajo de la mini que
llevaba puesta, corrí la tanga y, suavemente me toqué el clítoris que, por
supuesto estaba mojado y muy duro. Me tiré hacia abajo para poder acariciarme
mejor. Tenía temor de que alguien se diera cuenta y eso me calentaba más, la
adrenalina brotaba a borbotones de mi cuerpo. Cada tanto miraba a mi alrededor y
después de eso apretaba fuertemente los ojos provocado por el placer que me
provocaban mis propias caricias. Mi mano estaba completamente mojada. Casi sin
pensarlo puse mi dedo medio en el punto de mayor excitación y empecé a meterlo
más y más adentro. Ya tenía los ojos completamente cerrados, ni pensaba en que
alguien podía verme. Lo metí más y más adentro. Los líquidos que salían de mi
cuerpo mostraban lo terriblemente excitada que estaba. Metí mi dedo hasta
encontrar el punto que me iba a hacer estallar de placer, ahí me detuve y lo
acaricié suavemente. Sentía un gran temblor en mi cuerpo.

De repente sentí que algo rozaba mi pierna. Repentinamente me
detuve, abrí los ojos y miré a mí alrededor, todos estaban concentrados en la
clase… menos uno, el chico que estaba al lado mío fue el único que se dio
cuenta de lo que estaba haciendo. Lo miré, él estaba mirando fijamente mi mano
dentro de mí, con una mano me acariciaba mi pierna desnuda y erizada y con la
otra tocaba su pija que pude notar a través del pantalón que estaba muy dura. Me
calenté mucho más. Saqué la mano de adentro mío, agarré su mano y la llevé a mi
entrepierna. Me di cuenta que se excitó más cuando sintió la humedad. Yo llevé
mi mano hasta su pija. Pude comprobar que estaba muy dura. Le bajé el cierre y
metí la mano adentro. Mmmm qué ganas de metérmela adentro, pensé.

Miré alrededor y nadie nos miraba. Entonces no quise sin
dudarlo empecé a pajearlo, mientras él metía y sacaba su gran dedo de adentro de
mi concha, completamente mojada y abierta, esperando una gran pija. Qué
excitación! Cuánta adrenalina. Me acerqué a su oído y murmuré muy bajo –Siiii
pajeame, más fuerte- Le dije eso mientras yo aceleraba los movimientos en su
pija. Estábamos muy excitados. –Siiii pajeame, más fuerte- me dijo él. Apreté su
pija con toda mis fuerzas, lo pajeé, me pajeó. No paramos hasta que tuvimos que
contener el grito que casi sale de muestras gargantas cuando los orgasmos
llegaron. El empezó a acabar dentro de su pantalón sobre mi mano. Cuando terminó
d derramar su leche, saqué mi mano, lo miré fijamente y puse mis dedos llenos de
su leche en mi boca. –Qué puta sos!- me dijo.

En ese momento terminó la clase. Como si nada hubiera pasado
me levanté y me fui al baño. Entré, estaba vacío. Dos segundos después entró
detrás de mí el tipo al que recién había pajeado. Se abalanzó sobre mí –Siempre
sos tan puta?, me preguntó; pero no dejó que le conteste, metió su lengua en mi
boca y me besó con toda la calentura que todavía tenía. Me apoyó contra la pared
y desesperadamente me apretó las teta. Su gran excitación me volvió a excitar.

De repente un ruido nos hizo detener. Acababa de entrar el
profesor. Cerró la puerta con la traba. –Vi lo que estaban haciendo en mi clase-
Vino hasta donde estábamos. Con una mano acarició mi cola, con la otra la de mi
compañero. Yo agarré las manos del chico, la llevé a mis tetas y cerré los ojos.
Así, con los ojos cerrados, comenzaron a desnudarme. El profesor se agachó abrió
mis pernas y metió su lengua mojada dentro de mí. Yo agarré su cabeza e hice que
la moviera.

El chico agarró fuertemente mis tetas y se la metió en la
boca, mientras se desnudaba. Cuando abrí los ojos ahí estaban los dos desnudos,
los tres estábamos desnudos. -Putita, te vamos a coger entre los dos- Creo que
pensaron que me iba a espanta y a salir corriendo; pero no. Me arrodillé en el
piso, agarré las dos pijas con mis manos y empecé a chuparlas. –Me gustan las
pijas. Le dije y mientras más mejor- Ellos se dejaron chupar. Me gusta mucho
poner las dos puntas de las pijas juntas y metérmelas en la boca, después
frotarlas una contra la otra.. cuando estuvieron incontrolablemente calientes,
me levantaron el profesor se puso detrás de mí, apoyó su gran pija en mi cola,
me agarró las tetas y le dijo a mi compañero que me las chupara.

Apreté los ojos, en ese momento el profesor con sus manos
abrió mis piernas, hizo que me inclinara un poquito y me la metió suavemente
desde atrás pero por adelante. Saqué cola para que la pija entrar mejor.
Mientras mi compañero increíblemente excitado seguía succionando mis pezones.
-Cojéeme más- le dije muy excitada. Mi compañero no soportó la calentura. Empujó
al profesor. Me obligó a ponerme en cuatro patas y se montó sobre mí como un
animal en celo. Me clavó la pija hasta el fondo, me hizo gritar de placer. De
repente el profesor dijo. –Ahora vas a ver lo que es bueno. Sacó saliva de su
boca, la pasó por el culo de mi compañero y le comenzó a meter la pija en su
culo. –Nooo- gritó mi compañero. Sentí como su pija de achicaba dentro de mí. Di
vuelta la cabeza y le dije –Relájate que te va a gustar- Entonces para que vea
que no tenía que tener miedo, saqué su pija de adentro de mi agujero de adelante
y la apoyé en mi culo.

Eso volvió a excitarlo al instante, dale, metémela le dije
moviendo de un lado a otro mi cola. Comenzó a meterla lentamente mientras dejaba
que el profesor metiera su pija dentro de la cola de él, al principio con mucho
temor pero después con una gran excitación, empezó a moverse despacio, porque
los movimientos de él adentro mío hacía que la pija del profesor se metiera más
y más adentro de él. No tardó mucho en gustarle. Nos movíamos los tres
acompasadamente, muy excitados. Mi compañero me agarró las tetas y el profesor
pellizco suavemente los pezones de él. Sé que le gustó mucho porque pude sentir
como su pija crecía al punto máximo dentro de mi culo.

Como perros nos cogimos los tres. –Siiiii, más fuerte-
gritaba yo. Se movió más y más fuerte hasta que la leche empezó a salir a
borbotones adentro de mi culo. _Mmmm como se te abrió el culito ahora- le dijo
el profesor. En eso sacaron las dos pijas de adentro del culo. Recostamos a mi
compañero en el suelo, yo agarré la pija de mi profesor y lo pajié fuertemente
apuntando a la cara d mi compañero hasta que la leche empezó a derramarse en su
cara. Con la misma pija del profesor, la desparramé por la cara y la boca de mi
compañero. Después pasé por su cara mi lengua para poder tragar yo también un
poquito de leche.

-Te gustó que te coja?- le preguntó el profesor a mi
compañero. –Si- le contestó él. -pero sigo caliente-…

 

Resumen del relato:
    Fiestita en el aula y en el baño.