Category Archives: Confesiones

Confesiones

Josefina

Josefina (3)

El presente relato no es de mi
creación. Se basa en la historia que Josefina, una lectora, me envió, yo sólo le
dí forma literaria.

Pedro W.

 

Hace algunos años en mi desaforada
juventud, tenía 17, conocí a Miguel. Era un chico muy loco y divertido que a
pesar de su edad y de la época era un librepensador, especialmente en lo sexual.
Con el disfruté el sexo como nunca volví a hacerlo en mi vida. Me enseñó los
deleites anales e hizo de mi una experta mamadora de pijas.

Abrió mi mente al sexo sin tabues y
participabamos en fiestas donde todo estaba bien visto.

Tuve sexo con hombres y mujeres y todo me
parecía extraordinario.

Si bien gozaba  haciendo cualquier cosa,
los momentos más vibrantes los conseguía cuando alguien jugueteaba con su lengua
en mi concha.

Al principio me negué porque me parecía
algo sucio, lo mismo que meterme una pija en la boca, pero con su contundente
paciencia Miguel consiguió, primero que se la chupara y luego que le permitiera
chupármela a mí.

Cuando sentí mi primer orgasmo producido
por su lengua, me enloquecí.

Me encantaba que me la chupara él o
cualquiera, fuese hombre o mujer. Como es lógico yo prefería mamar una buena
poronga pero también disfrutaba con el clítoris de alguien entre mis dientes.

Miguel tenía una "gracia" que siempre
practicaba, estuvieramos solos o en compañía de amigos. Gracias al tamaño de su
pene lograba chuparselo facilmente.

Era su orgullo y lo hacía hasta el
cansancio ya que siempre conseguía la aprobación de los presentes.

Yo entendía que lo hiciera en público como
curiosidad pero no tanto cuando estabamos solos pero él me explico que lo hacía
porque le encantaba chuparsela. A mi en realidad me excitaba mucho verlo con su
pija en la boca y mucho más, me enloquecía de calientura, cuando acababa  y
luego compartía su leche conmigo en un largo beso.

Ese jueguito despertó en mi el deseo de
poder chuparme la concha.

Si me gustaba que me la chuparan y también
me encantaba chuparsela a otras mujeres, la síntesis de llegar a chuparmela yo
misma me quitaba el sueño.

En los primeros intentos, y a pesar que
toda mi vida había practicado deporte, tuve muy pequeños progresos, sólo llegaba
a mi ombligo. Si mi concha fuera larga como la pija de Miguel, enseguida lo
hubiera logrado ya que era allí donde él necesitaba ubicar su boca.

Me faltaba flexibilidad y a conseguirla
dediqué todos mis esfuerzos. Comencé a hacer yoga y en poco más de un año lo
conseguí¬.

Logicamente durante ese tiempo no le
comentaba nada a Miguel sobre mis intentos ya que había sido muy mordaz con mis
primeros fracasos.

Cuando me sentí segura una noche le dije
que tenía preparada una sorpresa.

Todavía conservo en mi mente su cara llena
de asombro y la rapidez con que su pija alcanzo la erección incentivado por lo
que estaba viendo. También recuerdo que comenzó a hacerse la paja freneticamente
hasta acabar derramando su semen en mi concha, instandome a que me la limpiara
con la lengua, cosa que hice mientras tenía uno de los mejores orgasmos de mi
vida.

A partir de ese momento en todas las
fiestas lo hacíamos a duo para disfrute de nuestros amigos.

Mi relación con Miguel duró hasta mi
cumpleaños 23. En medio del polvo de festejo ambos sentimos que algo nos hacía
detener, me la sacó, me dió un beso, me dijo felicidades y se fue. El tomo un
camino y yo otro. Al principio lo lamenté mucho porque fueron años intensamente
placenteros y divertidos. Nos amabamos, pero libremente, y por esa misma razón
ambos comprendimos que nuestra separación no debía ser traumática.

Tuve otros novios pero no fue igual, yo
había "sentado cabeza", y por otro lado ninguno igualaba a Miguel, en ningún
sentido.

Actualmente estoy "correctamente" casada,
mi marido es un hombre común, muy buena persona y me adora. Yo también lo quiero
pero no me hace perder los sentidos cuando cogemos. Ocasionalmente, cuando
necesito sexo salvaje tengo relaciones con hombres ocasionales y hasta a veces
pago por él.

No perdí mi destreza, ya que seguí
practicandola sólo en la intimidad, y siempre lo hago para autocomplacerme
intensamente.

Muchas veces pensé hacerlo ante mi marido
para matizar nuestro rutinario sexo pero no lo hice por temor a su rechazo.
Quizás algún día me anime.


 

Resumen del relato:
    Confesiones de una mujer que hacía todo en pos del placer.

Licenciado Contestodo (2)

Licenciado Contestodo (2) (3)

Nuevos casos del Licenciado Contestodo directamente extraídos de su archivo
personal.

 

Licenciado:

Estoy desesperada y no se que hacer, acudo a usted a ver si con su claridad
ilumina mi oscuro presente. Paso a relatarle mis penurias.

Tengo una hija de 23 años que se casó hace apenas tres meses. Yo tengo 43
años y soy viuda desde los 30.

Mi hija adora a su esposo y esta loca por él al punto de consentirlo en todos
sus deseos.

Hace cuatro días tuvo que viajar por cuestiones de trabajo ineludibles y ante
la posibilidad de dejarlo solo, me pidió que yo lo atendiera. Le dije que ya era
mayorcito y que si se ocupaba de él y de la casa por una semana, duración de su
ausencia, no le iba a pasar nada.

Me insistió y hasta amenazó con no viajar, cosa que la perjudicaría
terriblemente en la empresa, si no le hacía ese favor. Yo reconozco que es muy
consentida porque perdió al padre de muy chiquita y le dije que viajara
tranquila, que yo me mudaba a su casa hasta que ella volviera.

Mi negativa obedecía a que, si bien me llevo bien con mi yerno, el nunca me
perdonó la guerra que le hice al principio por tratarse de un hombre divorciado
y bastante mayor que mi hija, tiene 37 años, pero como ella estaba locamente
enamorada y estaba decidida hasta a romper conmigo antes que con el novio, al
final accedí.

El primer día en la casa de mi hija fué terrible de tanto trabajo, pobrecita
ella tiene poco tiempo y el es un hombre poco colaborador, por consiguiente la
casa, para mi forma de ser, estaba toda revuelta y ocupe toda la tarde en
ordenarla.

Cuando vino mi yerno del trabajo ya le había preparado su comida favorita,
cosa que le agradó mucho y se pasó toda la cena alabandomé por la mano que tenía
para la cocina y que la había enseñado muy bien a mi hija porque no encontraba
diferencia con el que ella le preparaba.

Cenamos, el opiparamente, y luego de tomar el café me dijo:

-Maria Rosa, está mal que lo diga, pero a este nivel la ausencia de Alicia,
me va a pasar desapercibida. Usted es una perfecta cocinera. Por lo único que
voy a extrañar a Alicia es porque si ella estuviera ahora nos echariamos un
lindo polvo, pero bueno, me las arreglaré sólo.

Todavía no entiendo por que razón terminé en la cama con él.

Esa noche comprendí porque mi hija esta loca por su marido.

Perdoné que me exprese así pero no encuentro otra manera de decirlo, es un
macho infernal. Tiene un miembro inmenso y lo usa a las mil maravillas, es
incansable y me dejó tan satisfecha (debo aclarar que desde que soy viuda he
tenido mis asuntitos) como nunca lo estuve en mi vida. Me hizo hacer cosas que
nunca pensé, ni en vida de mi marido, en hacer, como sexo anal y mamaditas.

Eso se repitió todas las noches, y tengo que serle franca, él no necesito ni
siquiera insinuármelo.

Cuando volvía del trabajo yo lo esperaba desnuda y desde ese momento sólo
parabamos para comer y lavar los platos.

De todo esto resulta que ahora yo también estoy loca por ese hombre, pero es
el marido de mi hija y no me resigno a perderlo. Tampoco me parece correcto
vivir una aventura a escondidas de mi hija porque se me caerí¬a la cara de
verguenza. La única solución que yo veo es que se divorcie de mi hija y se case
conmigo.

¿A usted le parece que puede haber otra solución? Espero sus palabras como un
mensaje del cielo.

Maria Rosa, de Olivos

 

Estimada Maria Rosa

No hay que ser tan drástica en la vida. Piense un poquito con la cabeza fría
y no con la concha caliente.

Es evidente que su hija sabe las necesidades, sobre todo las sexuales, que
tiene su marido y ante la posibilidad que las satisfaga con cualquier mujer,
inconscientemente prefirió que fuera con usted.

Todavía es una mujer joven que tiene la edad en que la mujer está en su
plenitud. No me equivocó al pensar que usted es una apetecible veterana con
mucha cuerda todavía capaz de hacerle parar la pija a cualquier hombre y mucho
más capaz de bajarsela.

No encuentro ninguna razón valedera para que usted se prive de disfrutarlo y
tampoco para que lo haga en exclusividad.

Hable con su hija francamente y compartanló. Es evidente que el muchacho
tiene resto para hacerse cargo de las dos y tenerlas bien atendidas, ¿no es
cierto?

Hagamé saber como evolucionan las cosas.

 

Licenciado:

Ni bien volvió mi hija seguí su consejo y la encaré contandolé todo lo que
sucedió con su marido.

En un principio reaccionó mal, pero al final entró en razones al entender que
si las dos nos haciamos cargo de él como se debe, sería totalmente improbable
que se le ocurriera tener alguna escapadita.

Hace dos meses que vivó con ellos y hemos logrado una perfecta armonía,
compramos una cama mas amplia donde dormimos los tres cuando no estamos haciendo
alguna chanchada.

Al principio, tanto a mí como a mi hija, nos costó un poco ver como lo hacía
con la otra, pero ya lo superamos y hasta se puede decir que lo disfrutamos. Por
otro lado mi yerno está contentísimo porque debido a esta estimulación, su
virilidad se vió acrecentada al punto de atendernos a las dos, a la perfección,
todas las noches y los fines de semana a la mañana y a la tarde también.

Si no hubiera sido por usted seguramente hubiera cometido una locura que me
hubiese privado de los momentos inolvidables que estoy viviendo y hubiera
perdido el amor de mi hija. Muchas gracias Licenciado en nombre mío, de mi hija
y de mi yerno.

Maria Rosa, de Olivos

 

Maria Rosa:

No me tiene que agradecer nada, estamos en el mundo para servir. Si su yerno
tiene alguna fórmula para ser tan rendidor, no dude en hacermelo saber.

 

Sr. Licenciado Contestodo

Desde hace cuatro años salgo con mi novio, que fue con el que me inicié
sexualmente. Todo estaba bien hasta que hace unos días con una amiga vi un video
porno en el que aparecían unos muchachos con unos penes inmensos para mi pero
que para mi amiga eran totalmente normales.

Ahí caí en la cuenta de que mi novio la tiene chiquita, demasiado chiquita.

Ahora nada es como antes, cuando estoy con mi novio, no siento casi nada y
siempre tiene que recurrir a los dedos o a la lengua.

¿Que puedo hacer para solucionar este problema?

Pitilina, de Mar del Plata

 

Sta. Pitilina

Su problema es de fácil solución, es evidente que tiene que cambiar de novio.

 

Licenciado Contestodo:

Lo que usted me sugiere no es ninguna solución. Yo amo a mi novio que es un
ser excepcional en todo sentido, menos de la entrepierna. Comparto todo con él y
congeniamos a las mil maravillas. ¿Se le ocurre alguna otra?

Pitilina, de Mar del Plata

 

Pitilina:

Las razones que usted me da son totalmente comprensibles, no todo es sexo en
la vida. Pero si siguiere su inquietud, le diría que ya que no desea cambiar de
novio, cambie de pija.

 

Estimado Licenciado

He seguido su consejo y creo que solucioné, al menos por ahora, mi problema.
Cuando se va mi novio, dejandomé insatisfecha, me cruzo hasta lo de mi vecino,
que es un negado total pero la tiene de película y me deja totalmente de cama.

Dije que solucioné en parte el problema porque no se como voy ha hacer cuando
me case y mi marido no se vaya después del coito.

Pitilina, de Mar del Plata

 

Pitilina

Definitivamente no se case. Siga como ahora. Ya solucionó un problema no se
cree uno nuevo.

 

Lic. Contestodo

Deseo ardorosamente chuparme una pija.

BB, de Cardales

 

BB:

Querida eso es sencillo, hay miles de hombres bien predispuestos. Salga a la
calle y al primero que se lo proponga, con seguridad va a aceptar.

 

Licenciado

En mi anterior carta olvide comentarle que soy hombre.

BB, de Cardales

 

BB:

Caramba, con ese pequeño detalle ya no es tan sencillo, pero seguramente
también encontrará alguien con predisposición. No es el primer hombre que siente
esos deseos, hay miles y se los conoce como homosexuales. Intenteló y si
persiste en su deseo asumasé gay y será bien recibido por la populosa comunidad
existente. Si no le gusta, al menos se habrá sacado la intriga.

 

Resumen del relato:
    Mas fragmentos de los archivos de este particular consultor.

Le debo una!

Le debo una! (3)

Le debo una.

Este relato en realidad ha sido escrito por una de mis
grandes amigas y no solo en el terreno sexual.

"Había sido uno de esos días muy cansados en la universidad,
trabajos, exámenes… y  los infaltables problemas entre compañeros,
parecía que todo ese día me iba a salir mal…

Llegué a mí casa agotada y sin ganas de ver a nadie abrí la
puerta y encontré una nota que decía: "Llegaremos tarde, no nos esperes
despierta"

"Bueno" -pensé- "al menos algo a mí favor"

Así que para relajarme iba a tomar un largo baño, me desvestí
y empecé a dejar correr el agua tibia por todo mí cuerpo, así pasé un rato para
acostumbrarme a la temperatura, tomé la esponja y empecé pasarla suavemente, por
mis piernas, hombros, espalda y le puse especial cuidado a mis senos….
dándoles como un masaje y jugando un poco con ellos… eso logró que se me
pusieran erectos, ya empezaba a relajarme cuando en eso… el teléfono!

"Hay no!" -pensé- "justo cuando empezaba a disfrutar" Era
Raúl, un amigo que andaba cerca y decidió pasar a verme en ese momento: "Adrí…
ábreme que estoy acá afuera "

"Bueno" -contesté- "dame un segundo" Me puse la bata de baño
ya que él estaba en la puerta y no me daba tiempo de vestirme y salí rápido con
temor a que los vecinos me vieran en bata

"Pasa Raúl gusto en verte dame un momento mientras me visto"

"No, no te preocupes que no me voy a quedar mucho tiempo ando
con prisa, solo vine a buscar los CD´s" (y decía esto viéndome con mirada
pícara)

"Bueno" -acepté- (y la verdad que ese chico me traía loquita
desde hace meses… qué me contemplara un poco solo con la bata y mojada por la
ducha no le haría mal a nadie ).

Raúl –le dije- no te importa que copie estos 2 CD´s ? "No,
para nada" respondió. Así que mientras esperábamos nos sentamos en el sofá para
estar más cómodos y empezamos a conversar cosas sin mucha importancia, aunque
por su mirada creo que ambos teníamos otras ideas en la cabeza en ese momento…

*Y casi sin percatarme él de un momento a otro estaba muy
cerca de mi,  con una mano empezó a bajar la bata de mis hombros y mis
senos quedaron al descubierto y se puso a besarme el cuello con pequeños besos y
mordiditas, a tocarme los pechos y la espalda y sus dedos empezaron a bajar por
mí estómago haciéndome cosquillitas (eso me pone muy excitada y sentí como me
humedecía), me tomó de las caderas y las empezó a acariciar, vio en mi cara que
yo estaba disfrutando así que sin decirme nada, se puso a besarme el estómago y
a lamerlo y se detuvo antes de llegar al inicio de mi vagina y con una mano
empezó a abrirme las piernas poco a poco y con 2 de sus dedos se puso a jugar
con mi clítoris de forma circular… (hay!!! eso provocó que  me pusiera
súper mojada y excitada "que no se detenga" -pensé-), cuando creí que ya no
podía soportar tanto placer me dijo: "Te gusta ? " … "Si" – le contesté casi
en un ahogo-

Raúl contesto: "Y a un puedo darte más…mucho más"

"Más ? " -pensé -"sí esto es lo mejor"

Así que me empezó a introducir su dedo central en mi excitada
vagina, primero lento… muy lento y sacándolo por poquitos y luego más rápido y
seguido… todo su dedo estaba dentro de mí masturbandome yo lo podía sentir
dándome placer y mi lubricación fue más abundante; Raúl se dió cuenta y me dijo
"Disfrútalo que es todo tuyo" yo no aguanté y empecé a gemir de placer …ahhh
…. mmm…. fue tanto y tan rico que se me vino un orgasmo muy fuerte y él lo
sintió en su mano como se me contraía la vagina a la vez que mis líquidos
mojaban toda su mano y el sofá, mi cuerpo temblaba solo y yo me mordía los
labios al no poder sentir más esa delicia…

Al terminar me sonrió y me dijo: "Espero lo hayas disfrutado
tanto como yo?"

"Claro" – le contesté- "Fue toda una ricura, pero en serio lo
disfrutaste Raúl?

"Bueno tal vez no tanto como tú … solo espero que se repita
para otra vez, pero que la siguiente sea mutuo…"

"Que así sea" – le dije con una sonrisa maliciosa-

Y de hecho así fue… pero eso lo verás en la segunda parte.

POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO

 

Resumen del relato:
    Aquel visitante inesperado me masturbó.

Dulce daniela (01)

Dulce daniela (01) (3)

Daniela era la pequeña hija de un matrimonio amigo. En ese
entonces tenía 9 años y yo recién cumplía los 20, y como vivíamos en
departamentos contiguos, de vez en cuándo acostumbraban a dejarla a mi cuidado.

Ella era una nena simpatiquísima, rubiecita y de ojos claros,
demasiado vivaz y despierta para su edad.

No nos costó nada entablar una relación de afecto y
confianza. Tanto es así que una tarde, mientras veíamos una novela en la tele,
Danielita quiso probar conmigo los apasionados besos que mostraban en la
pantalla.

Ella me gustaba, para que negarlo, así que acepte la
propuesta.

Empezamos con unos picos, rozándonos apenas los labios.

-No, así no tío, tenes que abrir la boca- me corrigió.

Así lo hice, y no pude evitar empalmarme al sentir su
lengí¼ita tersa y fresca acariciando la mía.

Para cuándo quise darme cuenta estaba dándole un beso de
lengua a una nenita, a una bella criatura de nueve añitos. ¿O ella me lo estaba
dando a mí?. Como fuera así empezó todo.

Durante un tiempo, en las tardes en que estábamos juntos,
jugábamos a los besos y puedo asegurarles que con su corta edad Daniela se
convirtió rápidamente en una experta besadora. Tanto es así que creo que nunca
en mi vida me han besado con tanto entusiasmo y desenfreno como aquella criatura
celestial.

Luego, una tarde en que jugábamos al caballito, ella montada
sobre mis piernas, su entretenimiento favorito, no tardo en percibir la tremenda
dureza que ella misma había incitado con sus inocentes movimientos.

-¿Qué tenes acá?- me pregunto apoyando su tierna manito sobre
mi trepidante paquete.

-¿No sabes que es?- le replique dispuesto ya a todo.

-Si que sé, ahí tenes el pito, pero, ¿pórquese te puso así?-
quiso saber evidenciando una real curiosidad al respecto.

-Es que se me paro- le dije.

-¿Tenes ganas de hacer pis?- repuso con la mayor de las
ingenuidades.

-No, se me paro por otra cosa- le aseguré.

Se quedo un rato pensativa, tocándome el bulto, hasta que
decidida me dijo:

-¿Me la podes mostrar?- al notar mi indecisión agregó-Si me
la mostras yo te muestro mi cotorrita-

La transacción me parecía mas que justa.

Con ella todavía sentada en mis rodillas, me baje el cierre
de la bragueta y pele la pija.

-¡Uh, que grandota!- exclamó al verla-¿Puedo tocártela?-
solicito luego.

-Toda tuya- asentí sintiendo ya un violento estremecimiento
en medio de los huevos.

Me la agarró con una mano y me la acarició sin quitarle los
ojos de encima.

-Con esto la haces feliz a tu novia, ¿no?- no se de donde
habrá sacado eso, pero no pude evitar sonreírme al escucharla.

-Bueno, lo haría si la tuviera, pero por ahora no tengo- le
explique.

-Tío, entonces, ¿puedo ser tu novia?- me pregunto.

-Si queres- repuse.

-¡Si que quiero!- exclamó y sosteniendo todavía mi pija con
su mano, me beso en la boca; luego se levantó y se dispuso a cumplir con su
parte del trato-Ahora voy a mostrarte mi cotorrita- dijo y sacándose la
bombachita de algodón, se sentó en el sillón que teníamos enfrente, se levantó
la falda del vestido y abriéndose de piernas me enseño su conchita tersa, suave
y peladita. La conchita de una bebé.

-¿Te gusta?- me preguntó.

-¡Me encanta!- exclamé fascinado.

-A mí me gusta tu pito- me aseguró.

-Pija, se dice pija- la corregí.

-Bueno, entonces me gusta tu pija- repitió y tras pensar un
instante agrego-Tío, si soy tu novia, tenes que hacerme feliz, ¿no?-

Que nena por Dios. No se si lo hacia a propósito ó que pero
como me calentaba.

-¿Queres que te haga feliz?- le pregunte.

-Me gustaría mucho- asintió sin titubeo alguno.

Me levante entonces con la pija mas al palo que nunca y
arrodillándome frente a ella, entre sus piernitas abiertas, le chupé la
conchita, por fuera, por supuesto, sin llegar nunca a forzar esos delicados y
sonrosados labiecitos.

Levantándole bien las piernas hacia arriba, le lamía el
culito y la rajita al unísono, una y otra vez, yendo y viniendo con deleitable
entusiasmo.

Luego le apoye la pija justo ahí y sosteniéndole las piernas
comencé a moverme como si le hiciera el amor, aunque en lugar de penetrarla,
como me hubiese gustado, le frotaba el miembro sobre ese pubis níveo y
aterciopelado que me había convertido en un Mr. Hyde pedófilo y libidinoso.

Cuándo acabe, lo hice en una forma por demás efusiva y
caudalosa, derramando toda mi leche sobre ese cuerpito delicado y frágil como
una rosa.

Tras la descarga levante la mirada y me encontré con su
carita angelical levemente enrojecida, sonriendo dulcemente, emitiendo unos
suaves suspiros que se me antojaban de satisfacción.

¿Acaso sería posible que aquella niñita de tan solo nueve
años haya tenido un orgasmo?. No lo creía posible, aunque sus gestos y jadeos me
mostraban lo contrario.

Bueno, esto es solo el principio de mi relación con la dulce
Daniela, una "pequeña mujercita" con la cuál llegue a gozar mucho mas
intensamente que con cualquier novia que haya tenido jamás.

Para la próxima les cuento como le enseñe a que me chupara la
pija.

 

Resumen del relato:
    Acerca de mi relación con una dulce niña de 9 añitos que me robo el corazón…y unos cuántos polvos.

De México a Veracruz en el asiento 35 y 36.

De México a Veracruz en el asiento 35 y 36. (3)

De México a Veracruz en el asiento 35 y 36.

Cierto día que fui de compras a la ciudad de México, pensé
que estaría aburrido el viaje de regreso pero no fue así ya que le ayude a
cargar su equipaje a una niña lindísima que hizo que se me cayera la saliva de
mi boca. … pero aun mayor fue la satisfacción al saber que venia en el asiento
de lado.

Nos acomodamos en los asientos y vimos que éramos los últimos
pasajeros, ella se llamaba Alondra, y me dijo que terminaba sus estudios y
regresaba a su pueblo unos días .era cerca de Acayú can Veracruz. Mirando sus
lindos ojos color verdes claros me esforcé por conseguir su teléfono y su mail
ya que de verdad hizo latir mi corazón, por eso en cada parada del camión baje a
comprar dulces y refrescos para tener un viaje cómodo.

Cerca de Puebla decidí dormir la siesta y creo que ella
también ya que los dos estábamos rendidos, sin darme cuenta nuestras manos se
rozaron y ella se recargo en mi cerca su cara de la mi acostándose en mi pecho
por el frió de esa zona.

Sin pensar le di mi cobija y los dos nos abrazamos pero
nuestras manos no se quedaron quietas y aprovecharon la penumbra del camión para
decirse que fueron almas gemelas que programaron el viaje para conocerse. Los
dulces pasaron entre las dos bocas al besarse fundiéndose en ese sabor a menta y
chocolate que tanto les gusta a las chicas.

Después de besarnos largo rato al abrigo de nuestra colcha
secreta comencé a tomar sus pezones entre mis manos y ella lo pensó ya que
alguien podría vernos pero el camión estaba casi vacío y la película ya había
terminado.

Le quite su chamarra de cuero negro bajo las sabanas y ella
mi camisa, me agache para besar sus senos y ella gimió ahogándose su sentimiento
de éxtasis entre sus labios que note mordió con fuerza.

No tardo en bajarme el cierre y con su mano subir y bajar la
cobertura de carne de mi pene, pero no descuide lamer sus senos que estaban duro
y le dolían por el frió. Cuando me iba a venir le avisé por eso ella se agacho y
abrió su boca pero al calor de sus labios se me fueron las ganas, solo pensé en
metérsela por su vagina, – Por eso le levante su falda de mezclilla y comencé a
darle placer metiendo mis dedos en su vagina de tal forma que estuviera bien
lubricada cuando se la metiera.

Ella, me pidió un segundo para bajarse su tanga amarilla
fluorescente que me regalo y conservo y se sentó sobre mis piernas mirando hacia
el frente por si nos veía el conductor o que alguien que fuera al baño.

Solo sentí como mi pene desapareció en su rajada húmeda, ella
solo brinco y brinco sobre el como queriendo matar a mi gusano con su nalgas por
eso mi pene se desquito y en uno de esos brincos sin proponérnoslo se fue hasta
al fondo en su trasero.

Solo vi que se viro de golpe y comenzó a besarme diciéndome
que por ahí nunca lo había hecho, aunque fue un accidente ella ya no quiso
sacarlo de ahí hasta que las luces indicaron que llegábamos a la próxima para
del autobús por lo que se bajo dejándome con ganas de terminar el sexo….

Cada vez que podemos nos escribimos recordando nuestras
aventuras aunque no hemos coincidido nuevamente en el camino…….

 

Resumen del relato:
    pensé que estaría aburrido el viaje de regreso pero no fue así ya que le ayude a cargar su equipaje a una niña lindísima que hizo que se me cayera la saliva de mi boca.

Licenciado Contestodo (1)

Licenciado Contestodo (1) (3)

Hace algunos años alguien que se hacía llamar Licenciado Contestodo (contesto
todo, evidentemente) tenía en el diario "El Liberal" una sección donde evacuaba
cualquier duda sobre cualquier tópico.

Lo que sigue son algunas de las consultas, con las respectivas respuestas,
sobre sexo, tema que nos interesa.

 

Licenciado Contestodo

Mi problema es que soy adicto a la nicotina y no puedo dejar de fumar. Probé
distintos métodos pero lo único que conseguí es bajar de tres a dos atados y
medio por día. ¿Se le ocurre algo que pueda hacer ya que temo por mi salud?

Puro Pucho, de Adrogué

 

Sr. Puro Pucho

Lo que le puedo decir a fin de erradicar el tabaquismo de su vida es que cada
vez que vaya a prender un cigarrillo, en lugar de tan detestable producto,
agarre su miembro viril (la pija) y comience a jugar con él. Cuando lo tenga
totalmente erigido (o sea duro), hagasé una buena paja.

Lo saludo atentamente esperando mejorías.

 

Licenciado Contestodo

He seguido su consejo y hoy puedo decir felizmente que estoy curado de mi
adicción al tabaco. He dejado de fumar completamente pero durante el proceso del
tratamiento tuve un percance, me hice adicto a la masturbación. No puedo parar
de hacerme la paja y lo peor es que por hacermela continuamente ya casi ni como
ni duermo. Me estoy empezando a preocupar, ¿que le parece que debo hacer?

Pura Paja (ex Puro Pucho), de Adrogué

 

Sr. Pura Paja

Es evidente que usted tiene una personalidad proclive a las adicciones. De
persistir con esa conducta le diría que es un caso que necesita ser consultado
con algun sicólogo o siquiátra.

En realidad debe considerarse afortunado porque ni por lejos la adition
masturbatis es tan dañina como el tabaco. No produce cáncer de pulmón y en
cambio es beneficiosa porque aleja las posibilidades de un cáncer de próstata.

 

Estimado Sr. Licenciado Contestodo

Quisiera consultarle la razón por la que no rebajo de peso a pesar de hacer
todo tipo de dieta y sacrificio. Le escribo a usted en última instancia porque
el dietólogo que me trata no me sabe dar respuesta, para el no es lógico que si
cumplo al pie de la letra todo lo que me dice, mi peso corporal siga siempre
fijo como si no hiciera la dieta. Ansiosamente espero su respuesta

Desesperada, de San Justo

 

Mi estimada Desesperada

Si ciertamente usted cumple la dieta prescripta por el profesional
especializado y el resultado es nulo lo único que a mi se me ocurre es que
evidentemente usted es una chupapijas consuetudinaria que se traga toda la leche
eyaculada por el susodicho a quien usted se la mama. Si es que estoy en lo
cierto mi consejo es que usted inmediatamente de haber recibido el semen en su
cavidad bucal, expulse hasta la última gota de leche y rápidamente se haga un
buche con agua caliente o en su defecto, tibia.

El problema está en que usted no le dijo al galeno de su costumbre y entonces
el no puede evaluar el nivel de calorias que tiene una acabada mediana. Al
tragarse la leche usted esta almorzando de nuevo, y en el caso de chuparse dos
pijas por día es lo mismo que si usted hiciera 6 comidas diarias. Ni que decir
si las pijas chupadas son más de dos.

 

Estimado Sr. Licenciado Contestodo

Es maravilloso como ha dado en la tecla. Mi profesión es prostituta y mi
especialidad el sexo oral. Necesito mi trabajo y realmente me encanta tragarme
la leche, además de que me pagan un plus. Chuparse una pija sin tragarse el
producto de tanto trabajo es como hacer las cosas por la mitad, y corro el
riesgo de perder el trabajo, lujo que no estoy en condiciones de darme. Sr.
Licenciado ¿no se le ocurre nada para que yo pueda seguir ejerciendo mi trabajo
y a la vez rebaje de peso?

Desesperada, de San Justo

 

Estimada Desesperada

Lamentablemente aún, a pesar de lo avanzado de la industria láctea, no se ha
descubierto la manera de descremar el semen, porque va directamente del
productor al consumidor. Para hacerlo más claro es como si se tomara la leche
directamente de la teta de la vaca y no como en realidad es que, luego de
ordeñada la vaca, toda una industria se ocupa de mejorar la leche que llega a
nuestros hogares. Lamentablemente con el semen humano, por la razón antedicha,
no se puede realizar tal proceso.

Mi consejo para que no pierda su fuente de ingresos es que cambie de
especialidad. Puede dedicarse al sexo anal, ya que la leche en el culo no tiene
efectos secundarios, ni engorda ni embaraza. Y de vez en cuando chupesé una
pija, que de tanto en tanto no le va a causar problemas. Hagalo por placer y no
por obligación.

Esperando que mis consejos le sean beneficiosos la saludo atentamente.

 

Estimado Sr. Licenciado Contestodo

A tres meses de aplicar sus sabios consejos le escribo para comentarle los
resultados. Como usted me aconsejó, cambie de especialidad con resultados
beneficiosos ya que por una culeada se cobra más que por una chupada y chupar la
chupa todo el mundo no así en cambio hacerlo por el culo que muchas que se dicen
profesionales no lo practican. Además como consecuencia de no tragarme más la
leche, sólo de vez en cuando como usted me dijo, he rebajado de peso y
recuperado mi silueta, cuestión que también me ayuda profesionalmente porque mi
culo ganó en prominencia al afinarsemé la cintura. Gracias Licenciado, estoy muy
contenta y a modo de agradecimiento y cuando usted lo disponga le haré un
servicio completo y sin cargo

Ex desesperada, de San Justo

 

Licenciado

Como consecuencia de sufrir una prostatítis debo hacer un tratamiento de
pastillas y masajes. Para tomar las pastillas no tengo problemas no así con los
masajes que me resulta muy incómodo hacermelos y además me produce cierta
prevención de tipo psíquico. ¿Que me aconseja?

Javier Ortondo, de Berazategui

 

Sr. Javier

Entiendo perfectamente sus prevenciones y contratiempos porque los he vivido
en carne propia. Yo personalmente me puse en manos de una enfermera profesional
que tenía un dedo privilegiado y prontamente resolvió mi problema. Por carta
privada le envió sus datos para que la contacte. Le aseguro que quedará
plenamente satisfecho.

 

Licenciado

Quiero agradecerle sus recomendaciones. Surgió un pequeño
inconveniente pero se solucionó con rapidez. Resulta que la enfermera que me
recomendó estaba de vacaciones y la reemplazaba un joven muy simpático también
enfermero. El se encargó de mi terapia con esmerada dedicación. Al promediar el
tratamiento y a fin de acortarlo me comenzó a masajear con dos dedos juntos. La
mejoría era evidente entonces me comentó que cuanto más grosor tiene el elemento
masajeador, mejores son los resultados y que si yo estaba de acuerdo el usaría
un aparato, vulgarmente conocido como vibrador. Le dije que si el lo consideraba
beneficioso que contaba con mi autorización.

Tenía razón el alivio era instantáneo. Un día durante la
sesión me di vuelta para hacerle un comentario y vi que en lugar del vibrador
estaba usando su propio pene para masajearme. Sorprendido intentó retirarlo pero
yo lo retuve para no interrumpir el masaje.

En la próxima sesión le previne que ni se le ocurriera usar
el vibrador. Desde ese día, descubrí, gracias a la prostatitis que me encanta
que me me la den por el culo y lamento no haberla sufrido hace veinte años
porque hubiera sido mucho más el tiempo que lo hubiera disfrutado. Nunca me
cansaré de agradecerle su ayuda. Afectuosamente suyo.

Javier Ortondo Felíz, de Berazategui

 

Resumen del relato:
    Fragmentos de un consultor, entre otras cosas, sexual extraídos de sus archivos.

Mi esposa y mi hermano… sorpresa!

Mi esposa y mi hermano… sorpresa! (3)

A veces la realidad supera la ficción…es así como me
comprometo a contarles a ustedes una de las experiencias mas difíciles y a la
vez excitantes de mi vida con mi pareja…llevamos ya 8 años de casados y es
realmente inimaginable las cosas que uno hace o las que la pareja hace por
cumplir las fantasías…

Ocurrió hace unos meses…vivíamos en casa de mis papas
…así que era muy complicado tener un poco de intimidad…teníamos un cuartico
pequeño y no tenia ventana …pero le adaptamos un cuadrito que quedo
justo…pero uno no se imagina lo que puede llegar a ver o a hacer en una noche
de pasión…llevábamos algunas noches sin tener sexo …así que un viernes
compre una botellita de vino y algunas cervezas…nosotros disponíamos del un
canal para adultos…pero el televisor principal quedaba en la sala así que ahí
no se podía ver nada…por lo que le tuve que pedir el favor a mi hermano mayor
de dejarnos ver la película en su cuarto a lo que el accedió medio dormido así
que me dispuse a entrar una colchonetica en el piso conecte el tv y listo…yo
me dije…vemos la película..la caliento un poco y nos vamos al cuarto a
seguir…pues resulta que esa botellita no aguanto para nada…y yo pensé que
entre mas tomemos mas rápido nos dan ganas…estando viendo la película me
dieron ganas de ir al baño así que le dije a mi esposa…que no me
tardaba…también aproveche y aliste el cuarto para irnos a la cama
enseguida…prepare una limonadita y listo…fui a recoger a mi esposa…

pues ¡!!OH sorpresa!!!….cuando entre al cuarto de mi
hermano mi esposa estaba en 4 patas haciéndole una mamada increíble y mi hermano
le corrió la tanga y le estaba metiendo un dedo en la cuquita…no se imaginan
lo que sentí…fue como si me hubieran dado la peor noticia, me sentí sin
fuerzas , con ganas de devolverme al baño…pero al mismo tiempo sentí
morbo…así que hice un esfuerzo y cerré la puerta…yo miraba atónito la escena
mientras pensaba que era por el trago o que no sabia quien era el que estaba
ahí…o muchas otras cosas…pero no podía dejar de mirar…lo que mas me
preocupaba…es que me estaba excitando…eso si era grave…así que decidí
actuar…la toque por la espalda y ella volteo un poco asustada pero con una
mirada de placer que nunca había visto…yo pensé ya reacciono…pero lo que
hizo fue el final de mi voluntad…me lo saco y me hizo una mamada que nunca ni
en las excitaciones mas grandes me había hecho…se lo metía absolutamente
todo…luego lo que me esperaba…como se le puso en 4 a mi hermano…se voltea
y le dice…a ver dame por detrás…pues…el aunque algo apenado conmigo no se
perdería la oportunidad de coger con mi mujer…pues eso creía yo…el se puso
detrás y se lo metió de una…mi esposa no se moja mucho por lo que me toca
lubricarla a veces con aceite..pues que aceite ni que cuento…entro de una y
facilito….me imagine que por la excitación de tener dos penes…al
tiempo…sin embargo me seguía haciendo una mamada espectacular…así que yo no
decía nada…así estuvimos un rato…hasta que ella me dijo…ahora tu dame y se
tumbo boca arriba en la cama…yo la clave de una…no creía…

estaba tan mojada que le había escurrido liquido por toda la
pierna…bueno…claro que entro facilito…así que le di mientras mi hermano le
acerco el pene para que lo mamara…así lo hizo…luego de algunos minutos…me
dijo hazte sobre la cama…la verdad no lo creía…yo obedecía como un guevon
mientras ella se puteaba…delante de mi hermano…pues no la hice esperar pensé
que se me iba a hacer encima pero no le lo siguió mamando mientras separaba las
piernas para que mi hermano la volviera a coger por detrás…pero esta vez me lo
hacia y paraba a veces…yo la veía que apretaba los ojos y gemía algo mas
fuerte…pero nunca me imagine que era lo que pasaba…me levante para cambiar y
me di cuenta que mi hermano le estaba metiendo la verga a mi esposa…por el
culo…no lo creía….yo nunca lo hago por que ella me dice que le duele
muchísimo y otras cosas…se lo metía absolutamente todo…y ella gemía pero no
mucho…también creo que le estaba doliendo pero como no estábamos solos en la
casa no gemía muy fuerte…luego ella me dijo…acuéstate en la cama y me
tiro…ahí si se me hizo encima y le dijo a mi hermano…a "a ver dame por el
culo"…yo la verdad no conocía a mi mujer era una completa perra…pero yo no
me imagine nunca que tanto…pero lo peor estaba por venir…luego de estar un
rato así…mi esposa sintió que mi hermano se iba a venir y se volteo se
arrodillo y le dijo "..a ver lo quiero en mi boca..".no se si fue por la
excitación o por el trago o por que carajos pero lo que dijo mi esposa después
de esa doble clavada si me dejo perplejo…le dijo "damelo en la boca como
siempre!!!"…

Como siempre?…pense yo…esta vieja me había puesto los
cuernos con mi propio hermano y yo no sabia ni mierda…no…pero aun hay
mas…entre gemidos de mi hermano y de mi esposa…esta le dice…" a ver
papi…damelo como Marco y Luis…", "quieres que me cojan entre los tres otra
ves?"…no ahí se me desbarato el mundo…7 años de matrimonio con una puta
completa…se lo comía con mi hermano y con los 2 amigos de el….y lo peor…se
la comían entre los tres al tiempo…en ese momento mi hermano soltó una corrida
de semen y ella ni corta ni perezosa se lo trago sin dejar caer una gota al
piso…sin duda tenia experiencia en esto…bueno…ahí si…me dijo…a ver
vamos a nuestro cuarto…y le dijo a mi hermano…"gracias amor"…y le dio un
beso en la boca…el le dijo…"cuando quieras…."…ahí confirme todo…eran
amantes desde hacia tiempo…ella me lo confirmo ya en nuestro cuarto…

me dijo que desde hacia un año y medio el se la cogía cada 15
días o cada vez que podían…y que los amigos de el la habían cogido solo 3
veces…una vez de a dos y la ultima vez los tres…pero es que ustedes no saben
uno que puede pensar en todo esto…es una impotencia terrible…así que volví a
controlarme…y le dije que al siguiente día hablaríamos de eso….pero que
va…me cogió y me hizo de todo…me dijo que quería hacer realidad todas
nuestras fantasías…que le preparara lo que fuera que ella aceptaba…y yo
termine accediendo por amor o por estúpido no se….de todas maneras hoy
disfrutamos de una linda relación…muy estable…aunque hace un tiempo que no
coge con mi hermano, estoy seguro que ya quiere mas…por ahora…hemos hablado
mucho y ya que me toca compartir a mi esposa…estamos contactando parejas para
intercambio para que yo también tenga mi recompensa…además…la puse a coger
con otra mujer y al final le quedo gustando…o bueno se resigno…pues si
quiere mas vergas …también tiene que satisfacerme…

Por favor…escríbanme a
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO los que les haya
pasado algo similar…que descubren que su esposa es una puta
insaciable…gracias …por lo menos me siento mas tranquilo así nadie me este
escuchando en persona…

 

Resumen del relato:
    Duros golpes de una noche de placer y de encontrar sorpresas de mi dulce y fiel esposa…