Violación en el campo

Violación en el campo (27)

Hola a todos y todas. Os voy a relatar una historia que me
ocurrio cuando era joven y vivia en un pueblo de Guadalajara (España), donde los
chavales nos sacabamos un dinero ayudando durante los veranos en las tareas del
campo.

Cuando tenia 16 o 17 años nos salio trabajo a varios amigos
mios y a mi en una finca para casi todo el verano. Aunque cobrábamos menos que
los mayores, que estaba bien pagado y para casi todo el verano, y el dinero nos
venia bien para nuestras juergas. En la finca trabajaba bastante gente,
incluidas familias enteras de Rumanos gitanos que trabajaban alli tambien.

Empezamos a trabajar en una cuadrilla de diez o doce hombres,
donde nosotros eramos los mas jóvenes, a excepcion de un chaval de trece años
rumano, que nos traia el agua fresca y poco mas. En nuestra cuadrilla habia
bastantes hombres de 45 o 50 años, solteros y muy puteros, a los que le
encantaba contarnos historias que habian hecho con mujeres. De nosotros
solamente un amigo habia follado, los demas eramos vírgenes, aunque esperábamos
mucho de aquel verano, ya que parecia que las tias del pueblo empezaban a
tragar.

En la finca tambien habia algunas mujeres, tres o cuatro,
incluida la hermana del chico rumano que trabajaba con nosotros. La chica
tendría doce o trece años, y era una morena muy desarrollada y que siempre
andaba por alli en plan desarrapado, que le gustaba bastante a un amigo mio.

Un dia vino ella hasta el sitio donde trabajábamos para
traerle la comida a su hermano, y un revuelo se formo entre los hombres mayores,
que comenzaron a comentar por lo bajo y a hacer algunos gestos que no dejaban
lugar a dudas. Ella se marcho enseguida, y los hombres empezaron a preguntarle
al hermano por la chica, por su edad, si tenia novio…….. Después nos
dijeron, aprovechando un momento que el hermano se alejo de la cuadrilla, que
uno de ellos ya la habia visto antes en la capital, en una zona donde hay
bastantes putas callejeras, y que le habia llamado la atención por su juventud,
pero que la tia iba con un tio viejo, por lo que no tuvo lugar a dudas sobre lo
que iba a hacer.

Los tios mayores empezaron a hacer comentarios, que nosotros
reiamos, sobre lo que le harian si volvia. Uno de ellos, vecino mio, llego a
sacarse el rabo a medio empalmar, haciendo ostentación de su tamaño, que era
realmente grande. Mis amigos y yo nos reiamos y haciamos algunos comentarios
tambien bastante inocentes comparados con los suyos, hasta que nos preguntaron
si ya habiamos follado. Nosotros les dijimos la verdad, y ellos rieron diciendo
que ya era hora de estrenarnos, que nos volveríamos gilipollas de acumular
semen….

Volvio el hermano de la chica, y uno de los hombres le dijo
que estabamos hablando de follar, preguntándole si el ya habia follado. Era muy
crio, por lo que nos quedamos helados cuando nos dijo que si, que habia empezado
con 12 años con otras gitanas putas y con españolas mayores, casadas y viudas,
que enseguida le buscaban el rabo para un polvo sin compromiso. Uno de los
hombres le pregunto a saco por su hermana, diciéndole que estaba muy buena, y
preguntándole si tambien le hacia favores a los españoles mayores, como el con
las mujeres. El hermano se quedo parado, ya que comprendio en ese momento que el
hombre sabia mas de lo que decia. Contesto que el no lo sabia, aunque todos nos
dimos cuenta de que si que conocia las actividades de su hermana. El hombre le
solto de golpe que lo bueno seria que la llamara, porque sino a lo mejor se
difundia por la finca el rumor de que era puta, y que ademas no nos la
tiraríamos gratis, sino pagando lo que correspondiera.

El hermano se fue casi llorando, y volvio enseguida con la
chica. La tia se dirigio al tio mayor y le dijo delante de todos, casi en
sollozos, que no dijera nada, que haria lo que quisiéramos, pero que su padre no
podia enterarse de lo que hacia. Nos dijo que no habia follado nunca, que
solamente la mamaba pero que era virgen, ya que que en su cultura se valoraba
mucho llegar virgen al matrimonio.

El tio mas mayor de todos, uno que tenia 55 años y cuyo hijo
salia con nosotros en la pandilla, le dijo que le dariamos diez mil pesetas
entre todos (a mil por cabeza), pero que tendría que mamarnos y dejarse sobar
sin limite, durante toda la tarde. La tia accedio, y el tio dijo que el seria el
primero. Se fueron los dos andando unos metros, y el tio se situo de espaldas a
nosotros, arrollidandose la tia delante de el. Los movimientos del culo de el no
dejaban lugar a dudas, le estaba follando la boca delante de toda la cuadrilla y
del hermano de la tia.

Enseguida le agarro la cabeza y lanzo un gruñido, dándose la
vuelta al momento y dejándonos ver una polla pequeña y muy tiesa, llena de
semen. La tia se quedo en la posición que estaba, y el tio que le habia dicho al
hermano que fuera a buscarla se fue andando hacia ella, repitiendo la operación
del padre de mi amigo.

Todos los hombres que estabamos alli estabamos eufóricos,
salvo el hermano, que miraba a su hermana casi llorando. La hermana parecia que
no lo estaba pasando mal, asi que incluso los que teniamos dudas optamos por
apuntarnos. A mi nunca me la habian hecho una mamada completa, asi que tenia
bastantes ganas de probar. El siguiente fue uno de mis amigos, que se corrio muy
rapidamente, con cuatro meneos dentro de la boca de la tia. En ese momento le
tocaba a otro tio mas mayor, que le estuvo sobando las tetas y el conejo, hasta
que le metio la mano dentro de las bragas. El tio nos dijo que estaba empapada,
y que por lo abultado del conejo, que pensaba que la tia habia follado hacia
poco. La agarro del cabello y la tiro hacia detrás, preguntándole mientras le
miraba a los ojos si era virgen o no. El hermano empezo a pedir por favor que la
dejaramos, y los demas nos acercamos hacia la tia, diciéndole puta…

Entre varios la tiramos de espaldas y le bajamos las bragas.
Ella no se dejaba, pero la agarramos entre tres o cuatro. El tio seguia
sobandole el conejo, pasándole los dedos por la raja. Es verdad que tenia el
coño bastante dilatado. Parecia que habia follado hacia poco. El tio empezo a
meterle el dedo, con ella sin parar de quejarse, aunque decia que entraba
bastante bien, que pensaba que ya habia follado. Todavía tenia el rabo tieso y
fuera de los pantalones, y nos anuncio que iba a probar si era cierto… La tia
lloraba, pero la obligamos a tener las piernas abiertas y el coño bien abierto.
El tio se la apunto al agujero, la situo en la entrada y se la fue metiendo.
Tenia la polla bastante fea, muy oscura y alargada. Vimos que la entrada no
ofrecia resistencia, y cuando ya tenia tres o cuatro centímetros dentro, el tio
nos dijo que era cierto, que notaba como lo tenia cerrado. La tia empezo a
llorar, y el tio siguió empujando, pero se le empezo a bajar la polla debido a
la presion del coño. El tio la saco y nos dijo que mejor si la penetrábamos uno
de nosotros, que teniamos la polla mas pequeña y que seria mejor para abrirla.
En ese momento me acerque bajándome pantalones y calzoncillos, y le dije que yo
la abriria, entre los aplausos de mis colegas. Mi polla no era muy grande,
aunque si bastante larga y con el capullo bien definido. Me moria por clavarla
en un coño, y si era virgen mejor.

Me situe en la posición del tio, encima de ella, dirigiendo
mi polla al coño. Me costo encontrar el agujero, aunque los demas le mantenian
en buena posición, con las piernas muy abiertas y ofreciendo toda la raja.
Enseguida note la humedad del coño en el capullo, entrando entero de golpe en la
parte de la vagina que el otro tio le habia trabajado. Percibi la entrada
cerrada, y me dispuse a empujar lo mas suave posible. Me agarre la polla para
evitar que se me doblara por la presion, y fue bajando el culo despacio, notando
como me iba entrando. Recuerdo a mis amigos y a los otros tios mirando como me
tiraba a la tia. El padre de mi amigo miraba la clavada con ganas de vermela
entera dentro, y uno de mis colegas me miraba a la cara, diciéndome que ponia
cara de gusto, que luego se la meteria el.

En unos instantes me solte la polla, que ya no se me podia
doblar, y segui bajando hasta que note como mis huevos chocaban en su culo. Se
la meti muy adentro, con la tia ya sin hacer fuerza para evitarlo. Le di cinco o
seis enculadas y me corri dentro, sacándosela al momento. Los tios me
aplaudieron, ocupando mi lugar el tio que habia intentado tirarsela antes. Se la
empezo a meter con cuidado, pero cuando la tuvo entera dentro le dio unas
enculadas betiales. La tia ya no se resistia, y no hacia alta agarrarla, ya que
permanecia con las piernas abiertas y ayudando a la clavada, me imagino que con
la idea de que la dejaríamos después de tirarnosla tres o cuatro tios.

Al final nos la tiramos seis tios. Al resto le dio asco tal y
como llevaba el conejo, dilatado a tope y chorreando semen, y le obligaron a
hacerles mamadas. A la tia parece que no le fueron mal las diez mil pesetas,
porque volvio a aparecer por alli en otras ocasiones, pero esta vez ofreciéndose
ella. Algunas veces venia ya con semen dentro, y por la cara del hermano
sospechábamos que era suyo, y que le estaba haciendo una especie de chantaje, ya
que el tio asistia como si tal cosa a las folladas, aunque no participo nunca
con nosotros.

 

Resumen del relato:
    Una cuadrilla de peones desvirgan a una chica en la finca donde trabajan, pasandosela por la piedra.

Leave a Reply