Como me convertí en una puta

Como me convertí en una puta (25)

Todo sucedió cuando tenia 16 años, lo que les relate no me lo
van a creer porque todo sucedió demasiado rápido, es mas mi relato es corto
porque no hubo nada de platica, de que me gustas mira te va a gustar no hubo
nada de eso, todo paso porque tenia que pasar.

Recuerdo que llegue a casa de mi amiga dulce yo iba vestida
con una minifalda voladita muy cortita y una blusa straples sin brasier y calzón
de hilo color negro de encaje recién me había depilado mi rajita para salir con
mi amia y andar sexy. Lo que les contare a continuación es lo que no me van a
creer:

Cuando llegue a casa de dulce y toque la puerta salió a
recibirme su papa este se me quedo mirando y me saludo con un beso como siempre,
luego me tomo de la mano y me llevo hasta la recamara de dulce ahí me abrazo
fuertemente por detrás apretando mis pechos y pegando su verga ya parada a mi
colita, no se que me paso sentí entre miedo y placer porque nadie me había
tratado así, y en lo que reaccione me desnudo los pechos y con una mano me
acariciaba los pechos y con la otra me acariciaba mi panochita ya muy húmeda,
luego me tiro a la cama sin quitarme la ropa con mi blusa enrollada en mi
cintura, se saco su enorme verga yo no sabia que hacer lo único que pensé fue en
abrir mis piernas, hizo mi calzón a un lado y de un solo empujón me la ensarto
toda que me dolió hasta el alma, pero no quería que me la sacara, luego sentí
que se empezó a mover rápidamente y mi gozo aumento, saco su verga de mi rajita
que aun pedía mas se la jalo unas dos o tres veces y me lleno la falda y la
blusa de su leche, yo aun me estremecía del orgasmo que me vino.

El señor se levanto de mi se guardo la verga y se fue a la
sala, yo me quede acostada pensando en lo que me había sucedido y que pasaría
ahora que ya no era virgen, me daba entre vergí¼enza y alegría no se sentía raro,
me arreglé la ropa y fui a la sala y le sonreí y recuerdo que le dije que si que
pasaría de ahora en adelante y lo único que me respondió sacándose la verga fue
lo que tu quieras que pase niña meneando su verga que se levanto de nuevo
jalándome haciendo que me arrodillara me tomo de la cabeza puso su verga en mis
labios instintivamente abrí la boca y la chupe, no me conocía ni yo misma, me
dijo que se la dejara bien ensalivada me levanto me puso de espaldas a el me
hizo de nuevo el calzón aun lado y me dijo que me sentara pero esta vez me la
metió por el ano cuando entro la cabecita de su verga causándome un gran dolor
me quise levantar pero me fue peor porque me jalo fuerte y me la metió toda me
dolía mucho y lloraba.

Me empezó acariciar mi panochita con una mano y con la otra
me pellizcaba los pezones causándome mucho placer y empecé yo sola a subir y
bajar en su verga hasta que me canse luego me puso a gatas y me dio tan duro que
no tardo en llenarme el culo de su leche. Luego de descansar un rato me fui al
baño para arreglarme bien pero estaba muy adolorida y se compadeció de mi
llevándome a mi casa, no hablamos de nada en el camino solo cuando llegamos a mi
casa me dijo que me esperaba que mañana de nuevo en su casa que me tendría una
sorpresa.

Lo que paso al día siguiente luego se los cuento.

 

Resumen del relato:
    Cuando tenia 16 años el papa de mi mejor amiga me violó pero me gustó.

Leave a Reply