Infidelidad consentida

Infidelidad consentida (28)

Siempre se ha pasado por la cabeza la idea de ver a mi novia
montándoselo con otro u otros, por alguna razón en especial esto me da mucho
morbo… Quizá es porque ella sólo ha estado conmigo y me gustaría que pudiera
apreciar otras sensaciones. Es como si quisiera que me pusiera los cuernos pero
bajo mi supervisión…

Ya había hablado de esto con ella y me decía que si ella lo
hiciera con otro yo después me iba a arrepentir. El caso es que hemos entrado en
un pequeño juego en el que ella me dice con quien le gustaría hacerlo o quien la
da morbo…esa clase de cosas.

Mi novia se llama Ana, tiene 18 años, mide 1,65m, es morena y
para que nos vamos a engañar…es un pibón que hace girar la cabeza a todo el
que pasa a su lado. Tiene un culo muy bien formado y apretadito aunque lo que
más destaca en ella son sus pechos, bastante grandes con una aureola y pezón
perfectamente implantados…

Volviendo a lo de antes, ya se que suena un poco masoca
querer que tu novia tenga sexo con otros tíos pero no sé, a mi me crea un morbo
difícil de describir, una sensación dulce y a la vez amarga. Quizá es porque me
gustaría que otros pudieran tener algo que a mi me parece tan perfecto y bello.

Alguna vez me ha comentado algo de una "mesa valenciana", que
por lo que me ha explicado es que se pone una mesa con tíos sentados alrededor y
un mantel, debajo de la mesa tiene que estar una chica y los chicos tienen que
bajarse los pantalones. Entonces la chica empieza a mamarle la polla a alguno de
ellos. El juego consiste en que si alguno de la mesa se da cuenta(por la cara)
de a quien le esta comiendo el rabo este se elimina y así hasta que sólo quedan
2 que reciben la mamada completa.

Yo la pregunté con quien le gustaría hacer el juego si ella
fuese la chica y comentó que con 3 o 4 que no vienen a cuento(en esta historia)
y con un ex -novio suyo que de vez en cuando la escribía algún sms y con el cuál
no había llegado a tener sexo. Yo me hice un poco el despistado sin dar mucha
importancia a los nombres que me decía pero en la mente se me quedó el nombre de
este último, Pedro.

Un día estábamos en la discoteca con varios amigos, Ana
estaba un poco contentilla porque había bebido unas cuantas copas antes de
entrar al local. Estaba impresionante, llevaba una camiseta con un señor escote
el cual dejaba a la imaginación muy poco dejando incluso a la vista una pequeña
sombra de la aureola del pezón lo cual la hacia parecer muy potente… Ana
cuando baila lo hace de una manera muy erótica, además de sus movimientos de
cadera y pelvis pone unas caras de viciosa que me encantan.

En un momento dado a eso de las 4 de la madrugada yo me fui a
por una copa y a hablar con unos amigos dejándola a ella allí bailando con unas
amigas suyas. Cuando volví a la media hora vi que había un chico con ella
bailando de manera un poco sospechosa, entonces me acerqué y les dije hola. El
chico se me quedó mirando un poco sorprendido y ante la tensión del ambiente Ana
me lo presentó. Era Pedro, aquel ex -novio… De pronto surgió en mi mente una
idea "maligna"… era mi oportunidad de que ella probara algo diferente y además
esa noche vendría a mi casa a dormir ya que no estaban mis padres. Hablé un rato
con él y por su conversación no me parecía un mal chico…también notaba que no
hacía mas que mirarla. Tras un rato de charla con él le ofrecí venir a tomar la
última copa a mi casa, lo cual era perfecto para mi plan. Cuando le dije a Ana
que le había invitado ella me miró con cara de no gustarle mucho la idea porque
ya sabía lo que yo estaba pensando…pero al final accedió.

Llegaron las 5 de la mañana y yo no aguantaba más…por fin
mis deseos iban a ser hechos realidad. Con unos cuantos bostezos hice saber que
tenía ganas de irme. Pensé en no decir nada a Pedro para ver si él tenía "algún"
interés en venir y cuando vio que nos poníamos el abrigo se dirigió a Ana y le
dijo que si ya nos íbamos. Anticipándome a ella yo le contesté que sí y que si
quería, aun seguía en pie la invitación de la última copa a lo cual dudó un poco
aunque cuando Ana le animó, éste se empezó a abrigar para salir de la discoteca.

Llegamos a mi casa y nos fuimos al salón, puse un poco de
música y serví un par de whiskys con coca-cola. Comenzamos a hablar y Pedro nos
contó lo que estudiaba..que no tenía novia, cosas banales y sin importancia. Yo
de vez en cuando miraba a Ana y la hacía algún gesto disimulado haciendo que el
vaso que yo sujetaba era una polla… pero ella me hacía señas de que no haría
nada.

Pasó un tiempo y Pedro se disculpó para ir al baño. Cuando se
fue le dije a Ana que este era el momento, le hice saber que ella también lo
estaba deseando…le hice picar un poco la curiosidad diciendo que cómo de
grande la tendría su ex…que seguro que no le cabría en la boca…también la
dije que si no le gustaría saber si soy yo el único que se corre con sus
fabulosas mamadas… Ana parecía que estaba cayendo en mi trama y ya no decía un
"no" tan tajante… Finalmente le dije que yo iba a decir que me sentía muy
cansado y que me iba a la cama, pero que ellos podían seguir hablando. Ella hizo
un gesto de disconformidad pero al final me dio el OK. Cuando volvió Pedro yo
dije lo previsto, entonces él dijo que entonces se iba, que ya era tarde. Ahí
fue cuando Ana bordó su papel diciéndole que ella aún no tenía sueño, que si no
le importaba quedarse un rato más… Pedro miró el reloj y dijo: está bien, pero
solo un ratito más. Yo di las buenas noches, besé a mi chica en los labios y
cerca del oído le susurré "haz que se corra 3 veces…" a lo que ella sonrió…
"voy a verlo todo sin que el me vea…".

Dije a Pedro que a ver si nos volvíamos a ver que me había
caído muy bien y hice que salía del salón aunque en realidad me quedé de pié al
lado de un entrante proporcionado por un tabique gracias a el cual podía ver y
oír toda la escena sin ser oído ni visto. Ellos siguieron hablando. Ambos
estaban sentado en el mismo sillón, el cual era de 3 plazas. Uno en cada
extremo. Ana se había quitado las botas y estaba descalza. La conversación fluyó
de manera que empezaron a recordar cuando estuvieron juntos y lo bien que lo
pasaban. De pronto Ana le dijo que le hubiera gustado hacer el amor con él, a lo
cual este se quedó de piedra…Ana siguió hablando, le comentó que conmigo muy
bien pero que quería saber si otros hombres gozaban tanto con ella o era sólo
yo…también le dijo que yo la decía que sus mamadas eran geniales…y que lo
que darían otros hombres por que se las chupase… De pronto vi como a Pedro le
empezaba a crecer un bulto bajo los vaqueros. Vi que Ana también se dio cuenta y
hizo un comentario que dio luz verde para que la situación se volviese
totalmente "calurosa"… "desabróchate si estás mas cómodo"dijo con voz melosa
mi novia. Entonces Pedro se empezó a desabrochar las botones del jean. Poco a
poco su polla iba subiendo y subiendo el calzoncillo. Parecía que escondía un
buen arma. Sabía que esto le encantaría a Ana porque aunque ella me dice que
no…se que le gustaría toparse con una buena polla(de las especiales) y este
chico parecía que tenía una de estas.

Ana no apartaba los ojos del tremendo bulto que hacia una
perfecta tienda de campaña con el boxer. Pedro ya parecía haber perdido el
"miedo" inicial y dijo:

quieres verla?
Hmm..es tan grande como parece?
Eso me dicen…22 centímetros mas o menos
wooow! venga!, sácatela por favor. Me encantaría vértela- dijo Ana impaciente
Al instante Pedro bajó levemente el boxer quedando al descubierto un tremendo
rabo de mas de 20 cm y un grosor que sobrepasaba lo humano…Además aun no
parecía estar en su máximo esplendor ya que el capullo no asomaba apenas y tenia
piel del prepucio colgando
bueno que? a qué esperas?-dijo Pedro
tío, vaya tranca, como debes de tener el capullo…

míralo tu misma
Ana alargó una mano y agarró la polla como si fuese un vaso de tubo. No lo podía
creer, no podía cerrar la mano entera y aun podía poner un par de manos más por
arriba. La tocaba como si fuese la primera polla que tenía en la mano. Al
momento se bajo del sillón y se puso de rodillas en frente de aquella barra de
carne totalmente enhiesta. La agarró con las dos manos y bajo suavemente la
carne que cubre el prepucio.

wow! – exclamó Ana al ver salir aquel tremendo capullo rosado
y resplandeciente.

Pero tu novio que pasa? tan pequeña la tiene?
No, pero es que ésta es increíble, ni siquiera la de algún negro que he visto en
internet… el capullo de la de mi novio es la mitad que éste…

Dicho esto Ana empezó a pasar la lengua por el capullo como
si fuese un helado de chocolate y este empezó a brillar por la saliva que
quedaba sobre él. Yo estaba flipando, estaba súper caliente y la polla se me
salía de los pantalones pero me contuve y seguí observando.

Al cabo de chuparle de arriba a bajo la polla Ana la empezó a
engullir como ella sabía. Con un movimiento rápido y dulce a la vez…pajeando
con una mano y con la otra jugando con los huevos. Miré a Pedro que tenía la
cabeza echada hacia atrás con los ojos casi en blanco…que cabrón, menuda
mamada que le estaba haciendo mi novia…

Al cabo de unos poco minutos vi como Pedro empezaba a
erizarse sobre el tresillo gracias a la tremenda chupada que Ana le estaba
dando. Esta ya iba muy deprisa. Chup…chup, sonaba. Yo veía como la polla casi
entraba por completo dentro de la garganta de Ana, era algo que nunca me había
hecho a mi ya que decía que no podía…Pues no se como lo hacía con éste que
tenía casi el doble de rabo que yo…de vez en cuando notaba como toda la barra
de carne entraba en la boca y rozaba sus bellos púbicos con la nariz y alguna
arcada la hacía retirarse un poco. Era increíble. De pronto noté como Pedro se
corría, llenando toda la boca de mi novia con su leche de la cual no dejó que ni
una gota se saliese.
-Trágatelo…-dijo Pedro
Y vi como la garganta de Ana se hinchaba dejando pasar todo el líquido hacia su
estómago. Joder!,pensé, esto nunca me lo ha hecho a mi…pero ya no había vuelta
atrás. Era algo que yo había buscado…

vamos…ahora quiero sentir ese pollón dentro de mi
agujero…-dijo Ana comenzando a pajear de nuevo el pollón de Pedro que se
encontraba en semi-relajación.

Cuando la polla ya estaba en su máximo esplendor nuevamente,
mi novia se empezó a quitar la camiseta y a bajar sus pantalones quedando en
frente de su ex en tanguita…Dios que buena estaba…sus tetas colgaban como si
fuesen dos globos perfectos y bien hinchados y sus pezones se encontraban
erectos por la excitación…Ana se subió a horcajadas sobre Pedro y le puso su
chocho rasuradito a un palmo de la boca…el se inclinó un poco para quedar
totalmente debajo de su preciosa y húmeda almeja para empezar a pasar la lengua
por ella ayudándose de sus dedos que parecían hacer delicias en la cabeza de Ana
ya que esta no paraba de gemir y moverse con pequeños retortijones… Al pasar
unos minutos de pleno sexo oral de él hacia ella él ya había metido incluso
cuatro dedos dentro de ella…

méteme tu polla ya!-dijo Ana
Pedro la agarró por la cintura y empezó a hacerla bajar poco a poco, vi como su
polla ya se encontraba a punto de tocar con su agujerito perfectamente
dilatado…no se como todo eso iba a entrar ahí…entonces la soltó levemente y
plof, se la clavó hasta la mitad. Parecía que la iba a partir en dos. El sentado
y ella de cuclillas.

Al momento Ana empezó a subir y a bajar, cada vez entraba
más…ella daba pequeños gritos de dolor pero que se fueron transformando en
varios aullidos de verdadera ninfomana. La polla de Pedro ya había entrado
entera por completo. Ana subía hasta que sólo quedaba el capullo dentro y volvía
a bajar…Al rato Pedro la elevó y la puso a cuatro patas sobre el sofá y el de
pié se la hincó por detrás mientras sus manos agarraban las tremendas tetas que
se movían para delante y para detrás al ritmo de las embestidas. ¡Qué imagen! Yo
estaba viendo casi de frente toda la escena y casi me descuido y me ven porque
cada vez me estaba arrimando más… Al rato de haber gemido y gritado con
pasión…Pedro le susurró algo al oído. El primer pensamiento que se me pasó por
la cabeza era que me había visto y pensé en retirarme a toda prisa pero cuando
vi la cara que puso ella…me di cuenta que no era eso. Ana se volvió a él y le
dijo: "con cuidado…vale?" a lo que él afirmó con la cabeza. La iba a dar por
culo! Vi como Pedro echaba saliva por la raja de mi chica y con un dedo la
estimulaba el ano. Al poco puso su tremendo capullo en dirección al culo de Ana
y empezó a apretar poco a poco…no había entrado apenas nada cuando ZAS! Pedro
empujó con toda su fuerza y el ano engulló la tremenda polla. Ana dio un gritó
seco que sólo representaba dolor.

Vi la cara que puso y…daba la impresión de que la había
partido en dos. Entonces Pedro empezó a bombear mientras con un dedo de su mano
estimulaba el clítoris a Ana que estaba entrando en un estado de placer de sexta
dimensión…sus ojos totalmente en blanco y las rodillas apenas la sostenían.
Tras un rato de mete y saca vi como Pedro ponía cara de placer y eyaculaba
dentro del culo de mi chica. Al sacar la polla de su culo estaba totalmente
llena de flujos… Ana la miró y se la tragó entera nuevamente. La chupó y lamió
hasta que no quedo ni una gota de nada. Vi como después se besaron
apasionadamente y se vistieron. Yo me fui corriendo a la habitación, me puse el
pijama y me metí en la cama y esperé a oír el ruido de la puerta para hacerme el
dormido. Vi como la silueta de Ana entraba en la habitación y se metía al
servicio. Tardó 5 minutos en salir. Se metió en la cama, puso la mano sobre mi
paquete y oí como un suspiro seguido de un "que pena…"

Espero que os haya gustado esta historia. Los nombres son ficticios pero la
historia y la cronología es real(solo hay ciertos toques de ficción
literaria)…Si os apetece compartir vivencias…o no se…podéis escribirnos a
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO (la segunda o de
la dirección es un cer0)

 

Resumen del relato:
    Le daba mucho morbo imaginarse a su novia montandoselo con otro… pues le va a suceder, y no perdera detalle de todo lo acontecido.

Leave a Reply

Infidelidad Consentida?

Infidelidad Consentida? (3)

Hace un tiempo les escribí comentándoles que a raíz de los relatos que se
publican en internet me dio la oportunidad de introducir en "voz alta" la
fantasía que tenía escondida con mi esposa. De a poco ella también le fue
gustando "esa otra forma" de excitarse.

Un día, tratando de ganarme su hermosa "cola" y al notar que estaba realmente
dispuesta a todo se lo pido una vez más. Y no me dijo que no, simplemente me
contestó que tenía miedo a que le doliera, entonces ante esa duda tenía que
decirle algo rápidamente porque en esos instantes todo se tiene que resolver en
"caliente" y no se me ocurrió nada mejor que contestar de acuerdo a la
experiencia de los demás, que también me enteré por los relatos.

Le dije: al principio duele pero después disfrutarás muchísimo.

Entonces me contesta y ¿tu cómo sabés?, … trataré de reproducir el diálogo

Daniel: ahhhh, no te puedo decir cómo lo sé

Sonia: no seas malo, dime o ¿no nos contamos todo?

D- bueno pero hay ciertas cosas que no

S- me muero de curiosidad, contame por favor

D- je je je

S- lo hiciste con una mujer por atrás?

D- noooo

S- se lo hiciste a un travesti

D- noooo

S- cuando eras chico se lo hiciste a un amigo

Toda esta situación me provocaba nervios, risa no controlada y me excitaba…

D- noooo

S- te lo hicieron?

D- je je je

S- te lo hicieron, verdad?

D- esteee (era mentira, pero contesté dejando la duda, para ver su reacción,
que esperaba una censura de parte de ella, pero grande fue mi sorpresa cuando
noté un poquito de perversión en su mirada, no puedo explicarlo bien, pero juro
que me llevó a seguir profundizando en el tema)

S- contame

D- que irás a pensar de mi, olvidate

S- no importa, si lo hiciste cuando eras chico dicen que es normal, lo
importante es que no lo sigas haciendo.

Con quién lo hiciste? – vuelve a preguntarme

D- je je je ( me vuelvo a reir, y no hago ningún comentario, pero fijense
como sigue …)

S- lo hiciste con Omar? , no, dime la verdad, lo hiciste con él verdad?

D- si

S- tu lo hiciste o él te lo hizo?

D- je je je (como ven, yo no decía nada y la película la iba realizando ella
misma, simplemente la guiaba, pero cada vez me gustaba más y cada vez me
excitaba más)

S- él te lo hizo, ya me di cuenta por tu cara

D- si

S- y te gustó?

D- si

S- y te lo hizo una sóla vez?

D- no

S- y vos después se lo hiciste a él?

D- no

S- no sé que decirte, ¿se siguen viendo? (porque es un amigo actual de
nosotros)

D- no seas boba

S- pero dime la verdad, ¿cuántas veces lo hicieron?

D- … y un año más o menos duró

Ya la conversación dejó de ser excitante para darme cuenta que se creyó todo
y tenía que parar la fantasía. El problema es que no sabía cómo hacerlo porque
las circunstancias no me ayudaban.

Primero, hacía ya como un año que le demostraba señales que me gustaba que me
tocara el ano (eso sí es verdad) y segundo, hacía menos de un mes que usé una
tanguita de ella para tener relaciones (con ella obviamente) lo cual fue muy
bueno pero al terminar me dijo:"puto"; eso me dolío y a partir de ahí mis
fantasías con ellas fueron cuidadosas.

El asunto fue que le dije que era mentira, que simplemente me dejé llevar por
sus preguntas y no fue fácil hacerle creer que esa era la verdad (que es la
verdad).

Terminó diciéndome que lo importante era que no lo hiciera de casado y que no
lo haya hecho nunca desde que estamos casados, si fue verdad o no algo anterior
a nuestro casamiento no le importaba.

O sea, que si hubiese sido verdad que estuve con un hombre – según lo que yo
entendí – ella era tan abierta que lo aceptaba. Eso me extrañó sobremanera,
porque yo tenía un concepto de mi señora de una mujer muy tradicional,
acartonada y si hubiese sido verdad yo creo que hubiese esperado de ella algo
más drástico. Pero esa contestación me alegró más allá de sorprenderme. Es
decir, no era como yo pensaba, ¡qué bien!.

Sobre el tema de conseguir su "colita" sigue igual, no obtuve nada.

Pero ella es muy hermosa y siempre vuelvo con lo mismo que se merece ser
"cogida todos los días y varias veces", y entonces ella me contesta que le
encantaría, y le pregunto: "te gustarían dos a la vez?" y siempre me dice que
no.

Hasta que se me ocurrió proponerle comprar un consolador, y de esa forma
quizás ella sí pudiera esta con dos a la vez e incluso cuando yo esté trabajando
usarlo.

Lejos de decirme que no, me dijo: "bueno, compralo" y continuó: "…y lo
podría usar contigo…" lo cual yo no dije que no, simplemente me rei.

Estas cosas son de las más fuertes que hemos hecho hasta que comenzamos a
fantasear con una "infedelidad consentida", a la cual ella me decía que estaba
loco … pero después se comenzó a excitar con la idea.

Pero siempre después de lograr el orgasmo yo le advertía que todo era un
juego, hasta que un día me dijo que le gustaba de verdad la idea.

Pasó el tiempo, y como no coincidían nuestras vacaciones no era justo que yo
la dejara atada en mi casa, sino que fue a la casa de sus padres por una semana.

Me llama al trabajo, y me dice: "¿recuerdas aquellos relatos que leíamos?",

D- ahhh, sí, ¿porqué?

S- bueno, ahora te puedo llamar "mi cabroncito"

D- dale, no seas así que estoy con mucho trabajo

S- es verdad, y adiviná de dónde llamo?

D- de tu casa supongo

S- nooo, del celular de mi amante; tengo que cortar porque me va ocupar la
boca, … te amoo, mi cornuditoooo

D- holaaaa, holaaaaa

No podía creer que fuera verdad

Llamo inmediatamente a la casa de los padres y no atiende nadie, quedé como
loco.

Más tarde a las dos horas, vuelvo a llamar y me atiende su madre y me dijo
que no estaban porque habían salido y que S. fue a visitar a una amiga que
cumplía años.

Me quedé más tranquilo hasta que llegó y me volvió a llamar.

S- Hola, cómo estás?

D- nervioso, decime que es mentira

S- ja ja ja , pero claro amorrrr!!!, ¿cómo crees que te haría semejante cosa?

D- sono muy real y no me gustó

Cuando volvió, tuvimos sexo nuevamente muy fuerte y se reanudó el tema.

Yo seguía utilizando ese método para excitarme y ella me decía: "pero te
gustaría o no?", claro que sí – le contestaba.

Hasta que un día me dijo:"¿y si lo hiciera?", bueno, hacelo pero me gustaría
enterarme, estar preparado, no sé, hoy te digo que sí pero dentro de un rato no
sé.

Pasó el tiempo, unos dos meses y compré el consolador.

Lo usamos poco pero siempre estaba ahí, el problema era que ella no se dejaba
por atrás y el consolador era para complementar y no para sustituirme.

Hasta que un día en pleno sesenta y nueve, me pasa vaselina sin que yo
supiera realmente sus intenciones hasta que siento algo que no era su dedo, la
miro como pidiendo explicación y me mira como diciendo: … si te gusta ….;
agaché la cabeza y volví a mi tarea, a comerme su rico "conejito" pero ….
comencé a sentir el tamaño del consolador, fue increible, primero un dolor y
luego con su cara de "te lo hice", me la cogí como nunca lo habíamos hecho.

Pasan un par de meses y vamos al cumpleaños de su madre, pero aprovechamos
para ir un día antes y así poder disfrutar de algún paseo.

Estabamos caminando, mirando vidrieras y de pronto se para un señor alto,
mayor de 45 años, educado, agradable y la saluda con un beso; y ella me
presenta: "un amigo…".

Yo la miré y no entendía nada, después de despedirse y decirle que lo llamara
… le pregunto:

D- ¿porqué me presentaste como un amigo?

S- ¿recuerdas cuando te llamé al trabajo hace unos meses?

D- sí, (temblorosamente y bajito)

S- bueno, era cierto y fue con él

D- ………………. un largo silencio, no dije nada

Nos fuimos caminando sin decir nada y pensaba salir corriendo, irme,
cualquier cosa.

Hasta que le pregunto: ¿y qué pensás?

Y me dice: … si me dejarías llamarlo?

D- no sé porqué pero me excitó la pregunta, y le contesté que sí pero con una
condición

S- cuál? (rápidamente respondió)

D- que le digas que irás con tu amigo

S- bueno

Lo llama y resulta que el tipo le contesta que sí que no había problema, si
el amigo quería también "recibir", y la muy descarada tapa el tubo y me lo
transmite riéndose soncarronamente, ante mi perplejidad no atiné a decirle otra
cosa que: "decile a todo que sí"… como ya dando muestras de que no me
importaba absolutamente nada.

Lo que sucedió esa noche es para otro relato.

 

 

Resumen del relato:
    Todo comenzó como un juego y luego fue una realidad muy dura.

Leave a Reply