Mi retrato (II)

Mi retrato (II) (10)

Como les comentaba en mi relato anterior, mi papá me hablaba por teléfono y
nos poníamos muy caliente por lo que hablábamos, en una ocasión en que me habló
me pidió que fuera a pasar unos días con el, pues decía que me extrañaba mucho,
que quería sentir nuevamente mi boca pegada a su verga, que quería acariciarme
que quería estar conmigo.

Para estos entonces el ya me trataba como su niña del alma, la verdad es que
me mimaba mucho, todo lo que le pedía trataba de complacerme, en si era su niña
consentida.

Lo comenté con mi mamá y me dijo: que fuera pero que me debería de portar
bien (ya sabía que me gustaba estar con hombres y ella pensaba que al estar con
papá me enseñaría a ser hombre, para ese entonces yo con 13 años

Me fui a donde vivía mi papá, el ya me esperaba, y me llevó a comer, después
nos fuimos a su casa. El vivía solo y su casa estaba completamente desordenada,
llegamos y al ver todo en desorden me puse a arreglarle la casa, el me veía y se
sonreía, me decía que era una mujercita muy hacendosa y que le gustaba mucho que
así fuera. Me pregunto que si me gustaría vestirme de mujer y le contesté que
si, que me encantaría, que era una de mis fantasías y que deseba vestirme de
mujer (cuando en mi soledad me metía la zanahoria a mi culito, siempre me
imaginaba vestida de mujer), me dijo que iría a comprarme ropa para que me
vistiera.

Cuando regresa con una bolsa, comienza a sacar las prendas que había
comprado, me dice que comience a ponérmelas y así lo hago, compró una tanguita
muy pequeña una falda muy corta y un top, no compró sujetador, pues en ese
entonces yo no tenía senos, cuando terminé de vestirme, me tomó por los hombros,
beso mis labios, metió su lengua todo lo mas que pudo dentro de mi boca y yo
chupaba esa lengua hermosa que parecía culebra por como se movía, me sentía
realizada, me sentía la mujercita de papá, la mas hermosa y bella

Mi papá me decía que me hacían falta mis senos, que debería de tomar o
inyectarme hormonas para que me crecieran los senos, que si yo quería el me las
compraba para que me fuera haciendo mas mujercita (yo lo acepté y esa misma
tarde comencé mi tratamiento de hormonas). Mi papá comenzó a besar mis piernas,
levantaba la faldita y me besaba, me pasaba la lengua por sobre mis piernas y me
excitaba muchísimo, yo no aguantaba para iniciar mi ritual de años anteriores,
se lo hice saber, se puso de pie y yo me arrodille, le baje los pantalones junto
con su bóxer y ahí estaba la joya mas preciada para mi…, su verga divina ya
con gotitas pre seminales en la punta, las cuales ni tarda ni perezosa comencé a
chupar y a tragarme tan delicioso néctar, mi papá estaba con los ojos cerrados y
agarrando mi cabeza para que no soltara su verga, (cosa que yo nunca pensé
hacer), gozando de que su nueva hija estuviera ahí, y en la posición que a el
más le gustaba, (arrodilla y chupando su preciosa verga, tiesa, dura como la
roca y lista para ser usada por su hija).

Después de un buen rato de estar en esa posición, mi papá me pide que vayamos
a la sala y ya estando ahí, me dice que me arrodille en el sillón, con la cara
hacia la pared, así lo hago y el se pone detrás de mi, me levanta la faldita,
baja mi pequeña tanguita y comienza a besar mis nalgas, las besa, las lame,
llega a mi culo y empieza a meter su linda lengua dentro de mi culo, me sentía
en la gloria, me sentía desfallecer de tanto placer que estaba sintiendo, le
pido a mi papá que me meta su verga en mi culo, apunta su verga, la pone a la
entrada y mi culo palpitando de deseo, de deseo de ser penetrado, le digo:

- Papi, papi, métemela yaaaaaa, necesito tu miembro dentro de miiiiii, hazlo
ya papi, hazlo yaaaaa, no me haga sufrir, que necesito ser penetrado, que
necesito sentir su miembro dentro de mi, que ya no aguanto.

El me contesta:

- Ya mi amor, relájate y sentirás toda mi virilidad dentro de ti, te haré
gozar mucho, nadie será capaz de hacerte gozar como yo.

- Alza el culo mi amor, que estoy listo para penetrarte ese hoyito tan
precioso que tienes.

Comienza a meterlo poco a poco, lo saca y vuelve a empujar, entra un poco
mas, saca y mete mas, saca y mete mas, y más, y más.

Yo estaba delirando de placer, sentía como mi culo se iba tragando poco a
poco esa verga que tanto placer me daba, lo sentía…, sentía las palpitaciones de
su miembro dentro de mí, yo, jadeaba, me mordía los labios de dolor y de placer,
mi esfínter se dilataba mas y mas, mi culo recibía la grandeza de mi papá y yo
deseaba recibir en su totalidad esa virilidad que me hacía desfallecer de gusto
y placer. Al momento en que iba a eyacular, le dije que quería recibir toda su
leche en mi boca, que también mi boca necesitaba de su néctar, que quería
tragarme toda su leche, tan rica y sabrosa, el me avisó cuando iba a suceder, me
safe, me arrodillo frente a el y me comienzo a comer toda su deliciosa verga, la
meto hasta lo mas profundo de mi boca, llega a mi garganta y haciendo un
esfuerzo mas, me trago toda esa verga, en esos momento siento como suelta toda
su leche dentro de mi garganta, siento el placer de que su chorro de leche
golpee mi garganta, la saco un poco y la recibo también en me boca, la paladeo,
la saboreo, siento ese sabor tan dulce y amargo en mi boca y la comienzo a
tragar, a tragar, con mi lengua limpio muy bien ese miembro que tanto placer me
ha dado y lo dejo reluciente de limpio.

Se supone que yo iba a visitar a mi papá únicamente por tres días, pero me
sentía tan feliz y contento que le hablé a mi mamá para decirle que me quedaría
otros días, que después le avisaba cuando fuera a ir con ella, lo acepto y me
quedé otros días mas, disfrutando de mi papá.

Los días transcurrían en una forma muy similar a lo que acabo de contarles,
mi papá me compraba las hormonas y me seguí vistiendo de mujercita, mi padre
estaba feliz de tenerme con el, nos hacíamos felices uno al otro, cuando llegaba
de su oficina, yo sabía como recibirlo, me arrodillaba frente a el, le bajaba el
pantalón y su bóxer veía su pene flácido, lo agarraba y me lo metía a la boca
completamente, se la mamaba, y sentía las palpitaciones de su miembro y sentía
como se agrandaba dentro de mi boca (eso me fascina), le acariciaba sus
testículos, se los chupaba, volvía a su pene y seguía con la chupada, eso a el
le encantaba, decía que tenía una boca experta para chuparle su pene y después
me penetraba el culo, de lo mas lindo y delicioso que se puedan imaginar.

Mi papá me compró varias tangas de las más exóticas, pequeñas y excitantes,
le gustaba verme vestida de mujer y eso a mi me llenaba de gusto, algo de lo que
nunca quiso mi papá es que yo lo recibiera desnudo, me decía que le excitaba mas
verme vestida de mujer y el, cuando llegaba me agasajaba, me abrazaba, me besaba
en la boca, agarrando mis nalgas y me subía poco a poco la falda, después, me
llevaba al sillón, hacia que me arrodillara arriba del sillón, viendo hacia la
pared y el se ponía detrás de mi, me subía la falda, me besaba mis nalgas encima
de la tanga, después iba bajando poco a poco mi tanga sin dejar de besar mis
nalgas, hasta llegar a mi culito y meter su lengua, esa lengua que parecía de
víbora, porque se movía como la de las víboras, sentía como llegaba dentro de
mi, y eso me excitaba tanto que varias veces llegue a eyacular con esas
caricias, esas caricias que tanto placer me daban.

Llegó el momento en que mi mamá, habló por teléfono y me dijo que ya
regresara con ella, pero yo estaba tan feliz y contento que le dije que lo mas
probable, es que me quedara a vivir con papá, que se lo iba a platicar para
saber que opinaba el. Así lo hice y mi papá, me hizo saber que era lo que mas
deseaba el que yo viviera con el. Mi mamá se molesto cuando se lo dije, pero le
hice saber que era mi decisión y que me quedaría a vivir con mi papá.

Las hormonas comenzaron a hacer su efecto, mis senos comenzaron a abultarse,
comenzó a caerse mis bellos de los brazos, mi voz cambió de tono, empecé a verme
mas mujer, a mi me gustaba todo eso y a mi papá le fascino. Mi papá día con día
me revisaba mis senos, me los acariciaba, los chupaba y me decía que me veía y
me sentía mas mujer que nunca.

Como les decía en el primer relato mi pene nunca creció, no mas de 6 cms, a
mi nunca me molesto que tuviera el pene pequeño, sino todo lo contrario, me
gustaba, la gran mayoría de las veces yo eyaculaba sin tocarme, mi papá lo sabía
y eso le gustaba a el, me decía que era como un clítoris grande, que lo único
que me faltaba era mi rajita ahí donde tenia mi pene, pero que esa rajita yo la
suplía con mi boca y mi culo, que para el era suficiente, que el placer que le
daba con mi boca y mi culo lo satisfacían mucho.

Un día mi papá me llama por teléfono para decirme que llegaría un poco tarde,
pues tenía una reunión de trabajo, y que por eso, tardaría mas de lo normal, le
contesté que no importaba, pero que no tardara tanto pues quería tenerlo a mi
lado. Mi papá llegó como a las 11 de la noche y llegó con unas copas de mas,
realmente no me molesto, mi papa tomaba sus tragos de vez en cuando, pero nunca
lo había visto como esa noche. Como siempre lo recibí en la puerta, le quite su
chaqueta, le quite su camisa y lo lleve a su sillón favorito, ahí terminé de
quitarle la ropa, zapatos, calcetines, pantalón, y cuando le iba a quitar el
bóxer, el me dijo que no, se lo dejé puesto y me arrodille a lo que siempre
hacia, chuparle su verga y limpiarla con mi lengua y boca, tenía un sabor
extraño, un sabor que nunca había sentido, le pregunte el porque de ese sabor,
el me contesto:

- Perdona mi amor, en la reunión hubo mujeres y tuve sexo con una de ellas,
que se había lavado pero que lo más probable es que no lo haya hecho bien.

Seguí chupando mi tesoro y como siempre me deleitaba al sentir sus
palpitaciones y como se agrandaba dentro de mi boca. Mi papá me dice:

- Mi amor hoy quiero hacerte el amor con un poco de violencia, ¿quieres?
¿puedo hacerlo?

Le conteste que podía hacerlo, pero que no me fuera a lastimar mucho.

Yo me sentía inquieta y excitada ante tal el pedimento de mi papá, era algo
en lo que no había pensado nunca, pero sabía que podía suceder.

Ahí arrodillada y con su hermoso miembro dentro de mi boca, mi papá, me toma
de la cabeza y comienza a empujar su verga dentro de mi boca, pero con la fuerza
suficiente como para atragantarme de verga, llegaba momentos en que sentía
asfixiarme, pero salía y volvía a entrar, era tanta la calentura de mi papá, que
parecía que me estaba cojiendo por la boca, yo estaba muy excitada y eyacule con
tres o cuatro empujones que dio mi papá a mi cabeza sobre su pene.

Después continuamos con nuestro rito, subirme al sillón arrodillarme sobre el
y mi papá detrás de mi a besar y lamer mis nalgas, pero ahora hubo una pequeña
variante, mi papá comenzó a nalguearme, me metió su dedo en mi culo, con un poco
de rudeza, me gustó como lo hacía y le pedí que me penetrara con su verga… mi
papá se levanta apunta su pene sobre mi culo y zassssss, me penetra
completamente de un solo empujón, comenzó con su mete y saca con mas rudeza de
lo normal, yo sentía que me iba al cielo, de tanto placer que estaba recibiendo,
yo le gritaba:

- Papi, papi, dame massssssss, dame massssssss, metemela toda, todaaaaaaaaa,
párteme el culo, te adoro papi, te adoro, dame duro, destrózame el culo con tu
grandiosa verga, métela mas fuerte mas fuerteeeeeee aaaaayyyyy, ahhhhhhh
aaaayyyyyyy, me siento dichosa y feliz masssssss.

Mi papá eyaculo dentro de mi culo, el cual tenia adolorido de tanto mete y
saca, cuando sacó su verga de mi, me sentí vacía, sentí un gran hueco en mi
culo, pero sabía que sería ocupado y llenado nuevamente por mi papá.

Me volteé tome su pene en mis manos y comencé a limpiarlo con mi lengua y mi
boca, a limpiarlo con mucho amor, me había dado mucho placer y me sentía
satisfecha.

Fue diferente a otras ocasiones, pero me sentí dichosa y feliz por saber que
después de tener relaciones sexuales con una mujer, llegó conmigo muy excitado y
con muchas ganas de amarme… me gusto la rudeza que utilizó, las ganas que ponía
en penetrarme. Fue fantástico, fabuloso, fabuloso… realmente me gusto como me
trató mi papá, el gozó mucho mas y yo también.

CONTINUARA…

Espero sus comentario a mi mail
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO

Cgmamador

 

Resumen del relato:
    El amor mutuo entre padre e hija se intesifica.

Leave a Reply