La puta de Sylvia cumplio objetivos (III – Final)

La puta de Sylvia cumplio objetivos (III – Final) (3)

La puta se Sylvia cumplio objetivos –III

e-mail:
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO

A los dos días, D. Andres volvio a llamarme y me dijo si
estaba dispuesta a recibir mas dinero de otros amigos. Le dije que claro. Bien
puta entonces ya sabes como quiero que estes esperándonos en tu despacho.

Volvio a pasar lo de la ultima vez, mi jefa no se fue pronto
y estaba rondando por la oficina. Ella llevaba una camiseta ajustada blanca con
una minifalda tambien blanca, muy corta y que le dejaba la mitad de sus muslazos
gordos aunque duros al aire y en el escote se le marcaba gran parte del
canalillo de las tetas, en su caso tetorras, que se le salian por los bordes de
los tirantes y se le marcaban los pezones que parecia que no llevara sujetador (
a mi jefa le encantan los wonderbras que le hacen los melones aun mas gordos).

Yo iba mas elegante, por supuesto, … , sin bragas pero mas
elegante. Un body ajustado negro con alguna trasparencia y un wonderbra negro
para realzar mis pechos, una minifalda de vuelo cortita gris marengo como las de
los uniformes colegiales y sin medias. Era muy corta y yo me la habia subido un
poco más , … , ese dia el resto de los compañeros estuvieron lanzándome
piropos a mis largas piernas. Que se joda la tetorras esa. Llegaron D. Andres,
D. Jose y otro mas D. Manuel de 52 años, aun mas gordo que ellos, bajito, con el
pecho decubierto mostrando la pelambrera y una cadena de oro, frotándose el
paquete y diciendo ¿quién es Sylvia la puta? Les pase al despacho pero no me dio
tiempo a cerrar la puerta, empezaron a sobarme y a chuparme el cuello, las
orejas, la boca, metiendome sus lenguas asquerosas y avidas en todas partes. Me
metieron sin preámbulos varios dedos en mi coño y en mi culo, me agarraron las
tetas y me quitaron de un tiron la minifalda. Se desnudaron y aproveche entonces
para cerrar la puerta, pero vi por el rabillo del ojo que mi jefa algo habia
visto. Me pusieron en el centro y me hicieron chuparsel aa cada uno. D. Manuel y
D. Jose estaban empeñados en que les chupara tambien el culo y alli meti la
lengua , … , estaban sucios pero me animaban diciendo, venga Sylvia,
demuéstranos lo puta que eres chupale el culo a mi amigo; otro mientras me
pajeaba el coño y el culo. Daba asco chuparles el culo con la mierda pegada y
lleno de pelos, pero ya estaba cachonda tras los piropos de los compañeros así
que no me importó y lesmeti la lengua bien adentro, rebañando su culo hasta
donde podia, mientras a uno se lo chupaba al otro o le pajeaba la polla (la de
D. Manuel era gorda pero corta) o le metia un dedo en su ojete, pero siempre
querian que en ek ojete les metiera la lengua y leslimpiara. Al quitar la cara,
la tenia con algun resto de pekos y mierda pegados, me puse en pie y mientras se
pajeaban la polla, se abriola puerta y me pillo la jefa alli de pie, desnuda con
D. Jose metiendome un par de dedos en el coño, abierta de piernas y D. Andres
chupandome una teta minetras D. Manuel se pajeaba frenetico.

Mi jefa se quedo atonita, pero no se fue, … , yo estaba
roja de vergí¼enza yo que siempre habia sido muy puritana y decente pillada alli,
en pelotas como una guarra, con la cara llena de mierda del culo de dos
deconocidos, con tres tios dipuestos a follarme y sin poder cerrar las piernas
,… Entro en el despacho y D. Manuel dijo, vaya aquí tenemos otra zorra, pero
la jefa le hizo parar y dijo: asi que por eso estabas cumpliendo objetivos eh
Sylvia, ya sabia que eras una puta `pero no tanto. Bien caballeros, pueden hacer
con Sylvia lo que quieran, no se corte. Ella se sento en un sofa y se puso a
mirar. Los tres se pusieron a meterme las pollas en la boca, por el coño, por el
culo, me follaron los tres a la vez turnándose en los agujeros y mientras mi
jefa se habia sacado las tetorras(era la primera vez que se las veia y tenia
unas tetorras impresionantes, gordas, duras, firmes con grandes pezones, … ,
muy bonitas) y se masturbaba lentamente viendo como unos clientes jodian a
Sylvia la putona. Ellos se me estaban jodiendo por turnos y en una ocasión
llegaron a meterme dos pollas a la vez por el chocho mojado. A mi jefa le gusto
esta variación y les dijo: salid del coño de esta guarra y probad en su culo,
seguro que a esta puta la encanta que la enculen bien adentro. Asi lo hicieron
sacaron sus pollas goteando mis zumos y me la clavaron primero uno, que entro
sin problemas ya que lo tenia tan follado que entraba cualquier cosa y luego el
otro, suavemente, empujando y siendo ayudado por mi jefa que le agarraba la
polla y se la iba introduciendo en mi ojete. El agujero estaba ya tan dilatado
que entraba cualquier cosa, pense que me iban a romper, pero se ve que donde
cabe una caben dos y al poco dos pollas gordas me daban por el culo a la vez,
… , mi coño habia quedado al aire vacio y mi jefa se arrodillo y con los
melones colgando y rozando la moqueta me pajeo y chupó el chocho.

Al final mi jefa me hizo chuparle los melones y se los agarre
fuerte, le chupaba los pezones oscuros, le amasaba sus tetorras, me sentia tan
puta que no me importaba nada y ya me habia corrido varias veces. Mientras, los
clientesnos llamaban putas y guarras y zorras y cosas asi que nos ponian aun mas
calentoras. Al poco se pusieron todos a mi alrededor, apuntaron sus polloonas a
la cara y me soltaron enormes chorretones de esperma caliente, en mi cara sobre
todo, alguno en la boca que tragé avidamente, el pelo negro lleno de goterones
pringosos, distintos sabores, la cara llena de lefa como si fuera nata caliente,
casi no podia abrir los ojos de la cantidad de lechada que me habian soltado. Mi
jefa disfrutaba y se corrioen una paja frenetica, bamboleando sus tetorras.
Luego se puso encima de mi cara y con su chochazo abierto y goteante, me meo en
la boca y en la cara, los otros se animaron y tambien memearon encima,
salpicando y manchando el suelo. Quede rendida, sucia con restos de esperma en
mi pelo, en mi cara, con meados por toda la cara con el husto de la meada en mi
boca, el chocho gopteando zumos de los distintos orgasmos que habia tenido y el
culo completamente abierto , … , un agujetro oscuro en el que mi jefa me metio
la mano entera y sin ninguna dificltad.

Habia conseguido mi objetivo de ventas, el reloj era mio, el
unico probnlema era que ahora mi jefa sabia y asi empezo a llamarme, que era la
mas puta de la oficina.

 

Resumen del relato:
    La parte final de la historia de la tia mas puta y zorra que existe: Sylvia.

Leave a Reply